John Grant – Pale Green Ghost

Parece que 2013 es año de cambios, y muchos músicos han decido llevar sus carreras hacia otro lado. Uno de los casos más sorprendentes es del norteamericano John Grant, que ha pasado del folk a la electrónica en un abrir y cerrar de ojos. Tras formar parte de The Czars, y sorprender a medio mundo con su debut en solitario –Queen Of Denmark (la canción) es inolvidable-, ahora vuelve con lo que él mismo ha descrito como su disco ochentas. Según sus propias palabras, los clubes de new wave que frecuentaba en aquella década, le han servido de inspiración para crear gran parte de este disco. La más centrada en la electrónica, ya que también se saca de la manga algunas cuantas baladas a medio camino entre el folk y el soft-pop.

Para grabar este “Pale Green Ghosts” se ha ido hasta Islandia y ha reclutado al líder de Gus Gus para que le lleve la producción. Además, ha contado con la colaboración de la irlandesa Sinéad O’Connor, que ya ha confesado su devoción por este hombre más de una vez – su versión del Queen of Denmark pone los pelos de punta-.

No resulta fácil describir la fusión de estilos que nos presenta el de Denver en este trabajo. Por mucho que digan unas cuantas publicaciones (sobre todo las gayers), este no es su disco dance. Tan solo las geniales Blackbelt y Sensitive New Age Guy son aptas para las pistas de baile (supongo que esto se debe a sus colaboraciones con Hercules & Love Affair). El resto del disco se mueve entre la electrónica más minimalista, y el pop-folk de siempre. Si es cierto que ha llenado el disco de sintetizadores analógicos, y de ritmos hipnóticos, pero también hay mucho instrumento de cuerda, y temas de corte más clásico. Ahí está GMF, donde se alía con la irlandesa y nos deja una canción con un estribillo memorable (“but i am the greatest motherfucker that you’ll ever gonna meet, from the top of my head down to the tips off the toes on my feet“). O el tono casi country de I Hate This Town y su pegadizo estribillo. Pero sí que es verdad que se puede ver la influencia del líder de Gus Gus en muchos temas del disco. Pale Green GhostsWhy Don’t You Love Me Anymore o You Don’t Have To se regodean en esa electrónica tranquila e hipnotizadora que comentaba antes. O esa claustrofóbica Ernest Borgnine (con bien de saxo), donde habla de como empezar a vivir siendo seropositivo (se lo diagnosticaron el año pasado).

Es un disco largo (se va más allá de la hora), pero no llega a aburrir. Si es cierto que se toma su tiempo en acabar algunas canciones, pero no las alarga innecesariamente. Creo que los siete minutos y medio de Glacier son necesarios, y los casi seis de Vietnam también Pero claro, hay que tomarse su tiempo y escucharlo con tranquilidad y sin prisas. Además, ha conseguido que un trabajo tan ecléctico no descoloque. Algo que no es fácil.

8

Anuncios

3 comments

  1. yellowsnow77 · abril 16, 2013

    21.zippyshare.com/v/53130930/file.html

  2. Pingback: John Grant – Gets Schooled Ep | donteatheyellowsnow2
  3. Pingback: 30 Discos de 2013 (15 al 1) | donteatheyellowsnow2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s