The Virgins – Strike Gently

Los grupos de rock no están muy bien vistos por los críticos más sesudos. Eso es un hecho. Desde que salieron The Strokes en el 2001, los medios tipo NME se han dedica a encumbrar a todo chaval que se pusiera una cazadora de cuero y cogiera una guitarra. Gracias a esto, hemos tenido a verdaderas mierdas vendiendo millones y encabezando festivales. Por eso un grupo como The Virgins lo tiene difícil, muy difícil. Muchos los eliminarán de su lista de “próximas escuchas” por el simple hecho de grabar para el sello de Julian Casablancas. O por haber tenido un éxito hace cinco años que les llevó a todas las televisiones de los Estados Unidos (aquél Rich Girls), y les convirtió en un pequeño hype. Un grave error, ya que este segundo trabajo de los neoyorquinos es un todo ejercicio nostálgico de la new wave setentera, y una autentica delicia.

La verdad es que desconozco si su primer trabajo era bueno o no, no lo escuché, pero este “Strike Gently” tiene mucho de donde rascar. También es cierto que soy muy fan de la new wave, y me das un trabajo como este, en el que la sombra de Elvis Costello y Nick Lowe está más que alargada, y ya me tienes ganado. Estos chicos no se preocupan por sonar más duros, y no tienen reparo en llenar de melodías de pop clásico sus canciones. Y es que el disco suena como si estuviera grabado en 1977.

Strike Gently” empieza a lo grande, con Prima Materia, el tema de adelanto para el cual Ryan McGinley -sí, el de las portadas de Christopher Owens y Bat For Lashes– les dirigió un corto. Todo un hit de pop setentero que da paso a una genial Wheel of Fortune, donde se acercan a The Cars. Como segundo single han elegido Flashback, Memories, and Dreams, un tema que en un principio parece que va a tirar hacia el post-punk, pero que en su pegadizo estribillo se delata, y nos deja otro himno con aires nuevaoleros. Una de las cosas que más me ha sorprendido de este trabajo, son los temas más tranquilos, esos que normalmente restan credibilidad a este tipo de grupos, y que aquí triunfan (en la mayoría de los casos). Figure on the Ice y se colofón final es un buen ejemplo (me encanta como va subiendo y termina estallando), al igual que la popera Impressions of You y su pegadizo estribillo con coros. De hecho, fallan cuando se ponen más rockeros, ya que What Good is Moonlight es la peor canción del disco, además, con diferencia. Se salva, porque una vez más se van hacia un estribillo más o menos pop. Afortunadamente, vuelven a esos cortes más clásicos en la recta final, y aunque Travel Express (from me) -muy Girls– y The Beggar no están a la altura de los primeros temas, sí que lo cierran a lo grande. Amelia y su grandioso estribillo son irresistibles, y Blue Rose Tattoo es un precioso tema de corte muy clásico, y un broche perfecto para cerrar un trabajo como este.

7,6

Anuncios

One comment

  1. yellowsnow77 · abril 16, 2013

    55.zippyshare.com/v/42902188/file.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s