When Nalda Became Punk – A Farewell To Youth

LIFE097_Cover480

When Nalda Became Punk aparecieron en mi vida hace unos meses, cuando The Pains Of Being At Heart los recomendaron en su Twitter. Algo que no resulta extraño, ya que el grupo neoyorquino es un enamorado de nuestro país, y devoran casi todo lo que sale de aquí. Pero no es solo eso, este grupo de Vigo ha conseguido fichar por el sello norteamericano Shelflife Records, y han recibido elogios por parte de algún medio de allí. También han conseguido al productor Ian Catt (The Field Mice o Saint Etienne), para dar el toque final al disco. Pero, ¿qué hace este trió gallego para que medio mundo este enamorado de él? es sencillo. Han recuperado parte de la escena DIY británica de finales de los ochenta, y principio de los noventa, y han creado un trabajo lleno de influencias del twee y el C-86. Vamos, que suenan a Heavenly por todos los lados.

web_nalda

Que tengas buenas influencias, no significa que sepas hacer las cosas bien. Eso es más que evidente, y When Nalda Became Punk lo demuestran en algunos casos. Para empezar, se han pasado con la duración de algunos temas, y del álbum, que tan solo dura 43 minutos, pero se hace un pelín largo. En un estilo tan repetitivo como este (las estructuras de las canciones son muy similares) siempre es mejor dar las cosas bien condesadas y sin excesos. Otro caso es el ingles de su cantante, pero bueno, eso forma parte de nuestro indie, y parece que fuera nuestras fronteras esto no les importa mucho. Con todo, canta mucho mejor que muchas de las estrellas indies patrias. Sí, esas que ni siquiera están afinadas en sus directos. Pero bueno, centrémonos en la parte buena del asunto.

A Farewell To Youth” tiene una producción cojonuda, así, sin más. Han sabido resaltar los teclados cuando había que hacerlo (Satellites es el mejor ejemplo) y dar ese toque de punk limpio a las guitarras. Y es que hay algunos temas que funcionan muy bien, y tienen alma de hit. La ya mencionada Satellites, Before 5 (esta es muy TPOBPAH), Moderns You Should Stay Home, o los seis minutos del tema que da titulo al álbum, son una autentica delicia. Además de la acelerada Sometimes, en la que casi hacen honor a su nombre. Los fallos vienen cuando se relajan un poco y hacen temas como The Young Artist, para la que han empleado cinco minutos. Suena bien, y tiene un bonito estribillo, pero se hace larga, muy larga. Songs of Love funciona un poco mejor (es más corta), pero también le falta algo de pasión. No es una de esas baladas que te terminan emocionando.

Son adorables y muy entretenidos. Además, suenan muy bien, pero les falta un poco de recorrido. A ver qué tal dentro de un par de años.

7

Spotify

Anuncios

4 comments

  1. yellowsnow77 · abril 17, 2013

    49.zippyshare.com/v/74859306/file.html

  2. Ramon · abril 17, 2013

    El nombre de la banda ya ilusiona, les falta rodaje, es claro, pero es una buena simiente.

  3. pierce@hotmail.com · abril 17, 2013

    A ver si colgáis el de triangulo de amor bizarro. gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s