Primavera Sound 2013: Phosphorescent – Muchacho

No, no estoy haciendo un especial del Primavera Sound, pero casualmente, o inconscientemente, últimamente solo estoy escuchando discos de grupos que van al festival barcelonés. De hecho, es muy probable que no hubiera escuchado este trabajo de Phosphorescent si no fueran una de las últimas incorporaciones al cartel. No es que tenga nada en contra de la música de Matthew Houck, solo que simplemente no es mi rollo. Aunque después de darle unas cuantas escuchas a este “Muchacho“, eso ha cambiado completamente.

Este chico de Alabama (afincado en Brooklyn) no es un folkie cualquiera, y su música va más allá de las barbas y las camisas de cuadros. Ya no solo por su rollo fronterizo o su deje hippie (lo que menos me gusta de él), sino también por esa parte más pop que deja ver en este sexto trabajo. Gracias a esto se ha ganado a la crítica de medio mundo, que ha puesto este disco por las nubes (8,8 en Pitchfork, 9,3 en Paste…), y lo ha metido de lleno en la carrera por el mejor disco de este 2013.

Muchacho” no sorprende de buenas a primeras, en parte porque Sun, Arise! (An Invocation, an Introduction), el tema que lo abre, es más una intro que otra cosa. Menos mal, porque como ya he dicho antes, este rollo hippie setentero es lo que menos me va del disco. Lamentablemente, también vuelve a esto en el último, y también prescindible, tema. Hasta aquí la parte negativa del disco, no hay más que criticar, y el resto merece mucho la pena.

Song for Zula es una de las canciones que ha hecho grande a este disco. Aquí se va a los seis minutos, en un tema donde coquetea con la electrónica  y nos deja una de las composiciones más bellas de los últimos meses. Sí, puede sonar cursi, pero es la pura realidad. En Ride On/Right On se va al lado opuesto, y nos ofrece el tema más movido del álbum. Una canción con un ritmo contagioso que casi incita a bailar. La parte folkie y fronteriza tiene que salir por algún lado, y ahí están Terror in the Canyons (The Wounded Master) y Muchacho’s Tune para dejar el listón bien alto. Houck traslada la frontera a la montaña con una facilidad pasmosa, y sus trompetas mariachis no desentonan con sus ritmos y pianos folk. Si hablamos de folk, hay que mencionar A Charm/ A Blade, un espectacular tema que empieza calmado, y estalla en su estribillo con arrebato casi soul. Sin duda alguna, otro de los grandes momentos del disco. Quizá, A New Anhedonia y Down to Go son los temas que menos sorprenden, ya que son los más clásicos, pero la verdad es que son de una belleza alucinante (sí, otra vez me pongo cursi). Además, entre medias de las dos nos encontramos con el tema más rockero del álbum: The Quotidian Beats. En esta canción desplega toda su furia en siete minutos que acaban con una catarsis de guitarras, aullidos, pianos y trompetas. Una autentica pasada.

Sin comerlo ni beberlo, se ha convertido en uno de mis fijos en el próximo Primavera, y en uno de mis discos de este 2013. No sé de donde voy a sacar las fuerzas, y el tiempo para ver a tanto grupo.

8,2

Anuncios

4 comments

  1. yellowsnow77 · abril 23, 2013

    13.zippyshare.com/v/79688002/file.html

  2. Ramon · abril 23, 2013

    Descubrir discos buenos de un artista con el que casi ni contabas es una inmensa alegria. Mezclar estilos con esta facilidad tiene mérito.
    De todas formas sigo sin emocionarme con las camisas a cuadros.

  3. Fito · abril 23, 2013

    Esta noche me pasas el disco 🙂 (bueno, mañana, que hoy tenemos concierto de la Rana)

  4. Pingback: 30 Discos de 2013 (30 al 16) | donteatheyellowsnow2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s