Club 8 – Above The City

No hace falta que os recuerde lo mucho que les gusta cambiar de estilo a Club 8 en cada disco. El dúo sueco no está muy por la labor de repetirse, y en cada nueva entrega nos ofrece una sorpresa. Si en su anterior trabajo tiraban hacia el rollo étnico y pseudo-tropical, en este Above The City se van hacia el pop más electrónico, y bailable. Y es que eso sí que no cambia, Karolina Komstedt y Johan Angergård siguen siendo una de las mejores bandas de pop salidas del sello Labrador, y por extensión de Suecia. Eso no es moco de pavo, ya que el nivel que tienen en el país escandinavo, es extremadamente alto.

Above The City es su octavo trabajo, y probablemente, el más ecléctico de todos. Lo más fácil seria decir que se han hecho un Saint Etienne o que en algunos temas se han fijado en su compatriota Robyn, pero al final son ellos mismos haciendo pop de una forma diferente. Lo malo es que todo no les sale bien, y como en todo álbum ecléctico, hay una falta de coherencia que tira un poco para atrás.Empiezan con Kill Kill Kill, que está dentro de su faceta más reposada y oscura, de la que nos entregan varias canciones en este álbum. No es que me gusten demasiado este tipo de canciones, pero You Could Be Anybody (Sarah Cracknell está más que presente en este tema) y Hot Sun no están mal (sobre todo la primera). Pero prefiero esos momentos tan electro que se han marcado, y que como bien decía antes, recuerdan a Robyn. Stop Taking My Time y Into Air son una maravilla, y no me importaría que siguieran por ese camino. Aunque si es cierto que esa vena pop comercial que les ha dado también tiene su chicha. Es la que más presente está en este trabajo, ya sea en forma de medio-tiempo como Run, o tirando hacia el rollo más petardo y ochentero como en A Small Piece Of Heaven y I’m Not Gonna Grow Old -aquí, si se descuidan, acaban haciendo una versión del Holiday de Madonna-. Y es que siempre les ha sentado muy bien hacer un tipo de pop más festivo.

Lo que no logro comprender muy bien son los dos últimos temas, y esa producción tan absolutamente ochentera. En Less Than Love parece que se han fijado en Martika (esos coros), y aunque la canción tiene su punto, más que nada por el estribillo, no me termina de convencer. Eso sí, al menos es mejor que esa especie de homenaje al We Will Rock You que se han marcado en Straight As An Arrow. Es mala, hasta decir basta, como la canción original.

7,2

Anuncios

3 comments

  1. yellowsnow77 · mayo 22, 2013

    56.zippyshare.com/v/33255239/file.html

  2. Ramon · mayo 22, 2013

    Una pequeña decepción. El pop nórdico es una de mis debilidades y el señor Angergard lo considero uno de los grandes de las últimas decadas.

  3. mayoyo · junio 25, 2013

    para mi es un disco maravilloso con unas estupendas melodias,se merece mas nota….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s