Islands – Ski Mask

Me he llevado una pequeña decepción con el nuevo trabajo de Islands, y lo peor es que no es la primera. Ya me dejó así su anterior trabajo, que aunque no estaba del todo mal, era demasiado tranquilo y tristón. De todas formas, es algo que ya no me debería sorprender, ya que los canadienses son un tanto irregulares, y son capaces de sacar unos discos cojonudos como Return to the Sea y Vapours, y otros que dejan un poco que desear como Arm’s Way. Pero sí es cierto que de este me esperaba mucho más, ya que el single de adelanto es una maravilla. Pero bueno, habrá que quedarse con las canciones chulas que tiene, que son unas cuantas.

Ski Mask empieza con ese maravilloso single que comentaba antes. Wave Forms es uno de esos medios tiempos marca de la casa, que se apoyan en la fantástica voz de Nicholas Thorburn (una de las bazas de Islands), y en un precioso estribillo. Una pasada de canción que nos recuerda a sus mejores temas. Ojalá hubieran seguido por ahí en lugar de irse hacia mundos más extraños como el de Death Drive, el siguiente tema, al que le falta un buen estribillo y le sobran tonterías. Afortunadamente, parece que están dispuestos a darnos una de cal y otra de arena, ya que en Becoming The Gunship nos dejan uno de esos baladones con estribillo potente y guitarrero. Pero no, en Nil deciden irse hacia el western y nos dejan una canción para bailar con unas buenas botas vaqueras. Tiene su gracia (y un buen estribillo), pero no pinta demasiado, la verdad. Lo arreglan un poco con Sad Middle, y su estupenda parte central, pero sobre todo con Hushed Tones. Este tema no desentonaría en su Vapours (mi disco favorito de ellos), más que nada por su toque electrónico, y su tono épico. Me ha gustado mucho.

Una cosa que esta clara es que últimamente están muy cómodos con los temas más lentos. Aquí se comen gran parte del disco, y no siempre aciertan con ellos. Es el caso de Of Corpse, que les ha demasiado larga. Menos mal que en Here Here sí que nos entregan un tranquilo y precioso tema. Pero la montaña rusa sigue, y en We’ll Do It So You Don’t Have To vuelven a estar más abajo, con un tema que no termina de despegar. Quizá sea el mismo caso de Winged Beat Drums, la canción con la que cierran el álbum. Y es que esos cambios de ritmo que encontramos en muchos temas, terminan siendo un lastre y nos dejan sin unos buenos estribillos que llevarnos a la boca.

Puedes hacer un disco irregular, incluso dos, pero con el tercero ya corres un riesgo importante, y muchos de tus seguidores se pueden bajar del carro. Yo les seguiré dando otras oportunidades, pero no sé hasta cuando.

6,5

4 comentarios

  1. yellowsnow77 · agosto 12, 2013

    14.zippyshare.com/v/14171119/file.html

  2. Fito · agosto 12, 2013

    Lo poco que he escuchado, excepto el single, no me gusta mucho.

  3. Ramon · agosto 12, 2013

    Qué pena! empezando por la portada. A todos nos viene a la cabeza Vapours y parece que allí se quedaron.

  4. Pingback: Selección 2013 (8ª Parte) | donteatheyellowsnow2

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s