Grant Hart – The Argument

Cuando se habla de Hüsker Dü, y de las carreras posteriores de sus componentes, el primer nombre que siempre sale a la palestra es del Bob Mould, que ha estado mucho más activo desde que el grupo se separó en 1988. Pero hay que recordar que eran tres, y que los tres eran grandes músicos. Si es cierto que Greg Norton dejó la música durante dos décadas y montó un restaurante (ahora ha vuelto con una banda llamada Gang Font feat. Interloper.), pero Grant Hart no ha parado de hacer cosas en todos estos años. Aunque si es cierto que no ha estado muy prolífico.

The Argument es su sexto trabajo en solitario, y le ha pillado de lo más inspirado, ya que se ha cascado un disco doble que dura 74 minutos, y para colmo, es conceptual. Está basado en el poema Paradise Lost de John Milton, y su fuente de inspiración ha sido la interpretación que hizo de este de poema su amigo William S. Burroughs. De ahí, los interludios que encontramos en el disco, y esos temas oscuros de inspiración militar, que si bien no desentonan, tampoco es que digan mucho. Pero no pasa nada, ya que entre estos veinte temas, hay cosas muy buenas con las que quedarse, y aunque parezca mentira, es un trabajo que se pasa en un suspiro.

Lo primero que me vino a la cabeza cuando puse este trabajo, fue David Bowie. La forma de cantar de Hart se asemeja mucho a la del Duque Blanco, y en los temas más oscuros del disco (Awake, Arise! o Sin), encontramos una semejanza brutal con el Bowie más teatral. Pero no solo ahí, el disco tiene cortes más pop, incluso glam, que nos recuerdan mucho a discos como Zyggy Stardust (otro trabajo conceptual). Ahí están las maravillosas Letting Me Out, So Far From Heaven, o Shine, Shine, Shine, donde deja constancia de que tiene un don para crear grandes canciones de pop. Incluso en alguna balada como I Will Never See My Home, que es enorme, también encontramos esa grandilocuencia que empleaba Bowie en canciones como Five YearsRock’n’Roll Suicide.

Grant Hart sabe mejor que nadie lo que es hacer un buen tema de power-pop, para algo militó en Hüsker Dü, que fue una de las bandas que más ha influenciado a este tipo de grupos, y aquí nos obsequia con tres. It Isn’t Love y su toque setentero, la espectacular Glorious (¿el mejor tema del disco?), y Run for the Wilder, que es inmensa.

Al ser un disco tan extenso, el de Minnesota toca muchos palos, y la verdad es que acierta en casi todos. Sorprende ver lo bien que le funciona una caja de ritmos en Morningstar, que le ha quedado de maravilla. O ver como se embarca en el rock casi progresivo (Is the Sky the Limit es de lo más Procol Harum). Eso sí, lo de irse al viejo oeste  y coger la mandolina en Underneath the Apple Tree, no le sienta nada bien. Junto con los interludios, y esos temas tan dramáticos (no hay que olvidarse de que está inspirado en un poema que habla sobre el mal y el sufrimiento), es de lo poco que no destaco del disco. Me ha sorprendido muchísimo, y lo mejor es que va creciendo mucho más con cada escucha.

7,9

Anuncios

11 comments

  1. yellowsnow77 · septiembre 2, 2013

    68.zippyshare.com/v/33735778/file.html

  2. Fito · septiembre 2, 2013

    Ya me los estoy bajando (aunque sólo sea por tus comentarios sobre el parecido con el Bowie que más me gusta) 🙂
    Ya te daré mi opinión.

  3. Fito · septiembre 2, 2013

    En algunas recuerda al primerísimo Bowie.

  4. Ramon · septiembre 2, 2013

    Muy curioso y muy interesante, me ha sorprendido gratamente.

  5. markoslorca · septiembre 3, 2013

    Me está gustando pero no me puedo resistir a comentar esto. ( y que nadie se lo tome a mal por favor) La melodía de Golden Chain me recuerda a esta

    un saludo y gracias

  6. Pingback: Sebadoh – Defend Yourself | donteatheyellowsnow2
  7. Toni · noviembre 1, 2013

    He esperado un poco de tiempo para escuchar este disco detenidamente (creo que quien lo firma merece ese honor en los tiempos del download, en una epoca muy lejana alguien dijo que junto a REM y Marshall Crenshaw, Husker Du eran los mejores cantautores del momento, y ese momento os puedo asegurar que era mucho más creativo que los tiempos actuales, Husker du quizas fue el grupo con más potencial de la historia del “Rock” pero tambien el menos glamuroso, nadie se hubiese creido ni en los 60,70,80,90… viendo una foto suya, que esos tres gañanes eran la mejor banda del mundo, y menos ahora (en la actual lista del NME de los 500 grandes discos de todos los tiempos no aparece ninguno de Husker du, motivo: son feos).
    La etapa post Husker du de Grant Hart no se puede decir que sea memorable, sus tonadillas y grandes canciones sin el apoyo de la potente y unica forma de tocar la guitarra de Bob Mould se diluyen en algo meramente anecdotico, con alguna excepción.
    Este disco al principio me pareció lo mismo que sus discos en solitario y con su grupo Nova Mob, hasta que vi un video en youtube interpretando la canción “Is the sky the limit”, me impresionó mucho, ver su estado deteriorado (esta cascadete el pobre), me recordó a Daniel Johnston, pude percibir ese TALENTO REAL del que siempre fui ferviente defensor.
    El disco me encanta, es verdad que a veces suena a otras cosas, como por ejemplo Bowie, pero Bowie tambien sonaba como lennon, los kinks, Dylan o la velvet y Hunky Dory esta en un merecido 3º puesto en la lista arriba comentada, pero eso si, el es guapo y tiene glamour.

    Bob Mould is Bob Mould = Grant Hart is Grant Hart.

    Un Abrazo
    Toni

  8. Pingback: So Far From Heaven / Grant Hart | 1001 RECORDS
  9. Pingback: 30 Discos de 2013 (30 al 16) | donteatheyellowsnow2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s