Bart Davenport – Physical World

bart davenport

Ya tenía yo ganas de un disco de pop simple, bien grabado y con unas cuantas canciones redondas. De eso sabe mucho el californiano Bart Davenport, que este año vuelve con su cuarto trabajo. El de San Francisco es uno de esos artistas que tiene un fuerte idilio con nuestro país, donde hace un par de años se embarcó una gira conjunta con la banda catalana Biscuit. Con ellos visitó varias ciudades de nuestro país versionando en directo el Sound Affects de The Jam. Esto último parecer que le ha influido a la hora de grabar este nuevo trabajo, ya que tiene un toque muy inglés y, en algunos casos, se notan mucho las enseñanzas de la banda de Paul Weller. Eso sí, no deja de lado el power-pop y la new-wave ochentera que tan buenos resultados le ha dado en sus anteriores trabajos.

Bart Davenport

Physical World no es un disco perfecto, pero sí tiene cinco o seis canciones sobresalientes. Sin ir más lejos Wearing the Changes, que abre este trabajo a lo grande. Es un corte con una fuerte influencia del Northern Soul, muy directo y con una producción espectacular. Una de esas canciones que suenan a clásico desde la primera escucha. En los siguientes cortes se aleja bastante de este rollo, y tira más hacia la new-wave. Supongo que será porque soy un fan incondicional de ese pop que se practicaba a finales de los setenta y principio de los ochenta, pero tanto Fuck Fame como Dust in the Circuits, me han parecido pequeñas joyas pop. Tras ellas, baja bastante el ritmo (On Your Own Planet y la curiosa Pamela, no están mal, pero tampoco son para tirar cohetes), pero lo recupera en la segunda parte del disco.

Resulta curioso comprobar lo bien que aceptamos sonidos que en otras épocas nos hubieran chirriado. A mí me pasa muy a menudo, y me ha vuelto a pasar con dos canciones de este trabajo. Si hace un par de décadas me hubieran puesto Physical World y Every Little Step, ni siquiera las hubiera prestado atención, pero ahora me resultan muy llamativas. Son dos cortes tranquilos, muy, pero que muy 80s, pero de lo más agradables (sí, esa dichosa palabra). Tienen un toque soul que te atrapa, y en la segunda puedes cerrar los ojos y creerte que estas escuchando a los Aztec Camera de mitad de los ochenta. Esos que se llevaron unos cuantos palos de los críticos más feroces. Tras ellas viene Vow, el otro momento cumbre del disco. Aquí recupera su amor por el power-pop de The Cars, una de mis bandas preferidas, y nos deja un tema de pop redondo con una melodía y un estribillo memorables. El disco lo cierra con Loop in My Head, otro corte con aires de pop inglés, en el que se va un poco por las ramas. No está mal, pero pierde mucho si la comparas con otros temas del disco.

Lo dicho, un trabajo bien grabado y con cinco o seis temas espectaculares. ¿Para qué queremos más?

7,6

Anuncios

6 comments

  1. yellowsnow77 · marzo 18, 2014

    7.zippyshare.com/v/60235263/file.html

  2. Fito · marzo 18, 2014

    Estoy de acuerdo contigo: algo irregular, pero con un puñado de canciones muy chulas.

  3. Ramon Felis · marzo 18, 2014

    El buen pop es sencillo y directo por ello nos gusta tanto. Recuerdos de los Cars, gran influéncia.Por cierto, a mí me salen más de cuatro discos, no?

    • yellowsnow77 · marzo 19, 2014

      A mi me salen seis, pero en la nota de prensa dicen que es el cuarto.

      • Ramon Felis · marzo 19, 2014

        Seis correcto, vaya nota de prensa.

  4. jacobo malde · marzo 20, 2014

    gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s