Haunted Hearts – Initiation

haunted hearts

Dee Dee Penny y Brandon Welchez son una de las parejas sentimentales más interesantes de la escena indie norteamericana. Sus trabajos al frente de Dum Dum Girls y Crocodiles nos han proporcionado alguno de los grandes momentos musicales de los últimos años y, si atendemos a sus discos más recientes, parece que la cosa va a seguir así por mucho tiempo. Con estos credenciales, resulta lógico que se junten y den rienda suelta a sus inquietudes musicales en un proyecto conjunto. Eso es lo que han hecho en Haunted Hearts, un grupo que empezaron hace un par de años (llegaron a sacar un single), pero al que no han dado continuación hasta ahora.

Según ellos mismos, escribieron este trabajo hace dos años, encerrados en su apartamento, y rodeados de un gran montón de libros y de discos de la Motown y de Krautrock. Dicho así, parece que estamos ante un trabajo que no tiene nada que ver con sus respectivas carreras con sus grupos, pero no: es lo mismo de siempre. Lo peor es que no están tan atinados como en los discos de Dum Dum Girls y Crocodiles.

Haunted-Hearts

De las ocho canciones que forman Initiation, muy pocas se podrían catalogar como hits. Es un disco escurridizo en el que parece que están huyendo del hit fácil y olvidándose de los buenos estribillos. Esto puede funcionar en otro estilo de música, pero cuando haces canciones de tres minutos, en las que te fijas en Jesus & Mary Chain, no. Tan solo están atinados en Somenthing That Feels Bad Is Something That Feels Good (el tema que sacaron hace dos años) y en la delicada Up Is Up (But So Is Down), donde fusilan a los hermanos Reid con mucho encanto. Y es que en otras canciones como House of Lords o Initiate Me (esta parece un descarte del último disco de las Dum Dum Girls) desperdician una buena de hacer un homenaje interesante a los creadores del Psychocandy. Por no hablar de lo sosa que les ha quedado Johnny Jupiter, la canción con la que presentan el álbum.

Es curioso, pero donde están más acertados, es en los temas que se alejan de todo lo que han hecho hasta ahora. Un buen ejemplo es Love Incognito, una deliciosa balada con un punto electrónico en la que Dee Dee tira de melancolía a la hora de cantar. Incluso en Strange Intentions, que suena mucho a Echo & The Bunnymen, tiene su punto. Aunque no puedo decir lo mismo de Bring Me Down, el larguísimo tema con el que cierran el disco. En ella se sirven de las cajas de ritmos para hacer una canción diferente, pero el resultado no es excesivamente bueno.

Una lástima que no hayan sabido llevar sus respectivos talentos a este proyecto conjunto. El disco se deja escuchar y tiene algunas cosas majas, pero no creo que tardemos mucho en olvidarlo.

6,5

Anuncios

3 comments

  1. yellowsnow77 · junio 10, 2014

    48.zippyshare.com/v/98976765/file.html

  2. Ramon Felis · junio 10, 2014

    Lástima que no hayan arriesgado un poco más. El single previo ya me pareció bien sin pasarse.

  3. jose · junio 11, 2014

    es un rollo, suenan mucho a Crocodiles (q s “inspiran”… no… lo siguiente en JAMC) y a mi m aburren bastante. Aunque ellas tb cada vez están menos finas… así q la suma no es nada positiva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s