Manic Street Preachers – Futurology

manic_street_preachers_futurology

El  que avisa no es traidor, y Manic Street Preachers lo hicieron hace unos meses. Cuando sacaron su anterior trabajo, en septiembre del año pasado, los de Blackwood también anunciaron un nuevo disco mucho más enérgico que saldría al año siguiente. Dicho y hecho, y menos de un año después ya tenemos por aquí Futurology. La verdad es que hace unos años esto me hubiera dado igual, ya que la década pasada acabé un tanto harto de los de Gales, pero su anterior álbum me reconcilió con ellos. Además, el single de adelanto de Futurology (el genial Walk Me To The Bridge), hizo que me picara el gusanillo.

manic-street-preachers-2013-1379671765-article-0

Dicen los miembros de Manic Street Preachers que este disco está inspirado en Europa – en su anterior gira por el viejo continente, en la que estuvieron escuchando a bandas como Kraftwerk, Neu! o Cabaret Voltaire -, y la verdad es que es algo se nota. Eso sí, no os asustéis, que no es un álbum de música electrónica o Krautrock, aunque si hay una pequeña influencia de esto. Y es que parte del disco está grabado en Berlín (como el vídeo del single), y Alemania está muy presenta en él. Incluso la actriz germana Nina Hoss pone su voz en uno de los cortes del álbum. Pero no todo se queda en el país de la Merkel, el puente de Walking Me To Bridge es el que une Suecia con Dinamarca y, por supuesto, hay una fuerte presencia de su gales natal (la otra parte del disco está grabada allí). Como ya es habitual en sus discos, varios compatriotas han colaborado en él, y por aquí podemos escuchar las voces de Green Gartside (Scritti Politti), Cian Ciaran (Super Furry Animals) o su inseparable Cate Le Bon.

No estamos ante la faceta más punk de los Manic Street Preachers, pero tampoco ante la más reposada. Se podría decir que estos Manics están más preocupados por soltar estribillos y han suavizado un poco la distorsión de las guitarras. Solo hay que escuchar el single, en el que el protagonista del estribillo es un teclado que entra con muchas ganas. Y es que los teclados están muy presentes en todo el disco y, aunque no se han ido a los sonidos electrónicos de The Love Of Richard Nixon, hay canciones como Between The Clock And the Bed o The View From Slow Hill, que se acercan a ese sonido. Además, las dos podrían ser singles facialmente. Y es que hay unos cuantos cortes en los que han acertado de pleno. Ahí están Futurology, The Next Jet To Leave Moscow y Black Square para demostrar que siguen haciendo canciones con mucha pegada. Incluso Dreaming a City (Hugheskova), el instrumental que dejan a mitad del disco, funciona de maravilla. Casi diría que es la canción que más me gusta de este trabajo.

Aunque tiene algunos temas un poco más flojos, la media del disco sale bien, y en muchos momentos recuperamos a los mejores Manic Street Preachers. Bueno, a los que sabían hacer grandes canciones, los creadores de The Holy Bible y Everything Must Go todavía están un poco lejos.

7,4

Anuncios

2 comments

  1. yellowsnow77 · julio 8, 2014

    34.zippyshare.com/v/80432436/file.html

  2. Ramon Felis · julio 8, 2014

    Mi amor por su música ha sido como una montaña rusa, ahora se encuentra en un momento alto, buenas melodías pop con fuerza rock.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s