Tennis – Ritual In Repeat

TennisRiR1500px1-320x320

No deja de ser curioso el caso de Tennis, una banda que casi apareció de casualidad, y que muy pocos se tomaron en serio. Y es que, lo que empezó siendo el entretenimiento de un matrimonio aburrido en unas eternas vacaciones en barco, ha terminado convirtiéndose en una carrera más o menos interesante. También es cierto que ellos mismos se lo han tomado más en serio (supongo que no esperaban la repercusión que tuvieron sus primeras canciones), y del sonido casero de su primer trabajo no queda absolutamente nada. Desde que se aliaron con Patrick Carney (The Black Keys), sus discos han mejorado una barbaridad en cuanto a calidad de sonido, y en su segundo trabajo consiguieron equilibrar las buenas canciones con la brillante producción. Algo que tan solo han conseguido a medias en este álbum. Aunque tampoco me sorprende, ya que en su anterior Ep también patinaron un poco.

tennis 2

Lo que está claro es que Alaina Moore y Patrick Riley tienen muy buenos amigos, ya que para este trabajo no solo han contado con la producción de Patrick Carney, también están por aquí Jim Eno de Spoon, y Richard Swift, de The Shins (por decir alguno de sus múltiples proyectos), que ya les produjo su anterior Ep. Entre todos han conseguido un trabajo con un sonido excepcional, pero un poco plano. Es uno de esos discos en los que nada chirria, pero tampoco sorprenden demasiadas cosas. Vamos, que salvo media docena de canciones, el resto es un tanto prescindible.

En estos últimos meses han ido sacando unos cuantos adelantos del álbum, y en prácticamente todos los medios coinciden en que se han acercado al sonido de Haim. No sé si esto a ellos les molestará, pero a mí sí. Es una jodienda ver como la prensa ensalza a un grupo, se olvida del sonido característico de otros que estaban antes, y tiene los huevos de decir que ahora los viejos están imitando a los nuevos. Nos es que tenga nada en contra de las hermanas californianas, aparte de que me parecen un rollo, pero decir que el pop con aires de los setenta y setenta de Tennis, ahora suena a ellas, es una locura. Si nos olvidamos de esta tontería, veremos que lo que han hecho Tennis en canciones como Never Work For Free o I’m Callin’, es llevar su sonido hacia un pop más amable, algo que han ido haciendo poco a poco, y no de sopetón, como la prensa trata de sugerir. Además, les ha quedado muy bien, ya que estas dos canciones, junto con otras que suenan igual de pop, como Viv Without The N, Needle And A Knife, y Solar On The Rise, son de lo mejor del disco. La última es todo un hit.

https://soundcloud.com/tennisinc/never-work-for-free

De todas formas, no todo este álbum se va hacia ese pop más amable, y en él encontramos canciones que bien podrían estar en sus anteriores trabajos. Ahí están Night Vision (con esta les acusarán de imitar a Lana del Rey), el toque soul de Bad Girls, o las muy veraniegas Timothy (esta ya estaba en su anterior Ep) y This Isn’t My Song.

La verdad es que, examinando el disco canción por canción, no está nada mal, y esconde grandes momentos. Lo malo es que en conjunto resulta un poco pesado y repetitivo.

7,2

Streaming

Anuncios

4 comments

  1. yellowsnow77 · septiembre 3, 2014

    72.zippyshare.com/v/30796856/file.html

  2. Fito · septiembre 3, 2014

    Vamos a dar una oportunidad a Haim 2 😉

  3. Ramon Felis · septiembre 3, 2014

    Sinceramente su buen pop evocador me ha gustado siempre, aunque bajo este concepto no espero grandes álbumes, como se comenta, con un puñado de buenas canciones me va muy bien. ¡Es POP!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s