The Vaselines – V For Vaselines

vaselines

Tengo que reconocer que el anterior trabajo de The Vaselines no me terminó de convencer demasiado, y que acabé abandonando a las pocas escuchas. De hecho, ahora mismo ni siquiera me acuerdo de una canción de ese disco. Afortunadamente, cuatro años después vuelven con un trabajo más directo, en el que van a toda leche, y se dejan de tonterías. Dice Eugene Kelly que los Ramones han sido la gran inspiración de este álbum, que querían hacer canciones pop guitarrero de tres minutos, y lo han conseguido. V For The Vaselines no cuenta con la frescura de sus primeras grabaciones, pero sí con un buen montón de estribillos pegadizos, y una buena ración de guitarras potentes. Yo no les pido más a estas alturas.

vaselines-tutupash

V For The Vaselines es una especie de “All Star” de Glasgow, ya que lo han grabado en los estudios de Mogwai, y en él colaboran un buen número de artistas de la ciudad. Stevie Jackson (Belle & Sebastian), Frank Macdonald (Teenage Fanclub), Michael McGaughrin (1990s), Graeme Smillie (Olympic Swimmers), Paul Foley (Mandrake Shepherd), y Scott Paterson (Sons & Daughters) han puesto su granito de arena en este trabajo, pero no le han robado el protagonismo a Eugene y Frances. El disco sigue sonando a ellos por todos los lados y, aunque están un poco más guitarreros que de costumbre, son los Vaselines de siempre.

High Tide Low Tide y One Lost Year, los dos primeros adelantos del álbum, ya avisaron de por dónde iban a ir los tiros. Son dos cortes de pegada instantánea, en los que no tienen ningún problema en repetir el estribillo cuarenta veces si es necesario. Todo vale para que la canción se quede en el oyente a la primera escucha. Hacen bien, ya que les funciona de maravilla, y en otros temas como The Lonely Ep, Crazy Lady, la mejor canción del disco, False Heaven, también consiguen su propósito de entretener a las primeras de cambio.

Donde dan una cal y otra de arena es en los temas más relajados. Y es que Single Spies, con su tono tan pop y tan delicado, no pinta mucho entre tanta guitarra distorsionada y tanta energía. Pero no es solo eso, la verdad es que les ha quedado muy sosa. Menos mal que para cerrar el disco se sacan de la manga una Last Half Hour preciosa, en la que tiran del famoso “Wall Of Sound” de Phil Spector (así no dejan de lado la conexión Ramones), y hacen una delicada balada con una base rítmica contundente y unas guitarras potentes. Una muy buena forma de acabar un disco que se pasa en un suspiro.

7,6

Anuncios

3 comments

  1. yellowsnow77 · septiembre 29, 2014

    16.zippyshare.com/v/40954566/file.html

  2. Ramon Felis · septiembre 29, 2014

    Me parece un buen disco, lástima de las lentas, sino seria un disco de notable alto. Lo de la ropa de cuero parece de hace 1000 años.

  3. Pingback: 30 Discos de 2014 (30 al 16) | donteatheyellowsnow2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s