25 Canciones: The Strokes

theStrokes-dark-2011

Como muchos sabréis, el Primavera Sound acaba de confirmar la presencia de The Strokes en el cartel de su próxima edición. Algunos han puesto el grito en cielo, y se han llevado las manos a la cabeza al ver su nombre junto al del festival barcelonés. Esto me parece un poco lógico, sus últimos trabajos han conseguido eclipsar lo buenos que eran los dos primeros y, aunque su Comedown Machine no estaba nada mal, ya no hay quien les quite la mala publicidad de encima. Es cierto que se la han ganado, tanto con el rock macarra que impregnaba su tercer trabajo, como con el rollo ochentero mal llevado que encontrábamos en el cuarto. Pero no está de más recordar que hubo una época en la que se convirtieron en el grupo que consiguió que el rock volviera a ser cool. Además, lo hicieron con una colección de canciones enorme. Por eso me he decidido a currarme esta lista de 25 de canciones que, sorprendentemente, se me ha quedado corta y he tenido que quitar unos cuantos temas.

Cuando The Strokes estallaron en el verano de 2001, el mundo del rock estaba de capa caída. Todavía se vivía la resaca de la escena big-beat y dance británica, esa que llevó a The Chemical Brothers o The Prodigy a lo más alto, y los grupos de guitarras no importaban demasiado. Para colmo, el mundo del pop se dejaba llevar por el rollo blandengue de Coldplay, Doves o Travis. Esto desde el Reino Unido, si nos vamos a Estados Unidos la cosa se pone mucho peor, ya que allí todavía seguían triunfando bandas cercanas al grunge como Live, o esperpentos como Nickelback o Staind. Por no hablar de la escena Nu-Metal, que estaba pegando muy fuerte. En medio de este panorama tan jodido, aparecieron unos niños pijos de Manhattan, vestidos con su ropa raída y sus all-star (Converse se lo va a tener que agradecer durante toda su vida), y reivindicando el rock que surgió de su ciudad a mediados de los setenta. Visto así, casi se podría decir que parece una buena jugada de marketing de cualquier casa discográfica, pero detrás de todo eso había algo que sobresalía: las canciones.

Is This It tuvo un lanzamiento extraño, propiciado por su “explicita” portada. El disco salió a la venta a finales de agosto en Europa, pero no lo pudo hacer hasta octubre en Estados Unidos, donde había que cambiar esa portada en la que salía un culo femenino en primer plano. Por si esto fuera poco, un par de semanas después de su lanzamiento en el viejo continente, tuvieron lugar los atentados del 11-S, lo que propició otro cambio en el disco. Y es que en aquellos meses no era muy políticamente correcto publicar una canción que decía algo así como “los policías de Nueva York no son muy listos”. Así que cuando el disco salió en su país (con When I Started a cambio de NYC Cops), los medios europeos ya se habían deshecho en elogios con él, y The Strokes se habían convertido en la banda de moda del momento. También hay que decir que esto se fue cocinando a fuego lento, y meses antes ya habían recibido la atención de los críticos con su The Modern Age Ep. Incluso la muy comercial MTV, que en aquellos días solo emitía videos de los pesados de Muse, empezó a pasar por su parrilla actuaciones de la banda (no tenían videos). En España, los primeros en apuntarse el tanto fueron los organizadores del festival mallorquín Isla de Encanta, que los trajo por primera vez a nuestro país en julio de 2001. Como podéis ver, no fueron un hype de la noche a la mañana como se piensan muchos.

The Velvet Underground, Television, The Modern Lovers, BlondieThe Strokes lo tenían claro desde el principio: la ciudad de Nueva York, y sus bandas más emblemáticas, serian su mayor influencia. En Is This It se podían escuchar todas esas referencias llevadas al 2001 con una frescura inaudita. Es uno de esos trabajos a los que no le sobra ninguna canción, y en el que todo encaja a la perfección. Desde el comienzo tranquilo que lo abre y da paso a la contundente batería de The Modern Age, hasta la traca final con Hard To Explain, NYC Cops, y Take It Or Leave It. Sin olvidarse de que en la parte central nos encontrábamos hits pop como Someday o Last Nite. Todo ello regado con cierto toque lo-fi y mucho pedal de voz (Julian Casablancas nunca ha sido el mejor cantante del mundo). Por eso no resulta extraño que todo lo que viniera después de este trabajo estuviera por debajo.

Room On Fire es el inevitable disco de continuación. Con él recibieron muy buenas críticas, pero algunos ya les acusaban de repetirse. Aparte de que esto me parece una chorrada (no creo que hacer un segundo trabajo siguiendo los buenos patrones del primero sea un error), sí que es un trabajo en el que se aprecian los cambios. Por ejemplo, es la primera vez que entran en juego The Cars y, además, lo hacen a lo grande, con 12:51, el estupendo primer single. También hay un cierto toque más pop en canciones como What Ever Happened?, Automatic Stop o Between Love & Hate. Sí es cierto que no se olvidan de los hits de rock contundente, pero es que Reptila, The Way It Is o The End Has No End, están a la altura de las mejores canciones de su debut.

El primer gran tortazo de los neoyorquinos fue First Impressions on Earth que, a día de hoy, casi me parece su trabajo menos apetecible. No sé si fue por esas voces que les acusaban de repetirse, pero el giro hacia el rock más chungo, con punteos dignos del peor Matt Bellamy, no les sentó nada bien. Se salvaban cuando se ponían un poco un poco más pop, como en la estupenda You Only Live Once, y en Electricityscape. Incluso esa balada llamada Ask Me Anything, en la que coqueteaban con la electrónica, no estaba mal. Pero el resto no había por dónde cogerlo. Además, para colmo, eligieron muy mal los dos primeros singles, y dejaron a la gente un poco descolada. Algo en lo que se volverían expertos un poco más adelante.

Sin duda alguna, Angles es su peor trabajo. Después de cinco años sin editar nada, en 2011 aparecieron con esto bajo el brazo, y la cosa no cuajó. Su cuarto disco era un popurrí sin pies ni cabeza de influencias ochenteras, del que apenas se podía salvar Under Cover Of Darness, la canción que eligieron como primer single. Se les agradecía que se volvieran a fijar en The Cars en parte de Two Kinds Of Happiness o Taken for a Fool, pero esta vez, la influencia de la banda de Ric Ocasek solo les funcionó a medias. Por no hablar de lo tremendamente aburrida que resultaba Call Me Back. De hecho, estaba bastante mejor el debut en solitario de Julian Casablancas, en el que también tiró de lo lindo de los 80.

Con el prestigio adquirido con sus dos primeros trabajos totalmente olvidado, el año pasado nos dejaron Comedown Machine, un trabajo que estaba bastante mejor de lo que muchos de sus detractores nos quisieron hacer creer. También es cierto que ellos mismo se lo ganaron publicando como primer single One Way Trigger, una canción con demasiado falsete, muy sintética, y que se parecía demasiado al Take On Me de A-HA. Tengo que decir que al principio la odié mucho, pero poco a poco le fui pillando el punto. Además, en el resto del álbum encontrábamos una vuelta a los primeros hits rockeros en All The Time, alguna balada deliciosa como 80’s Comedown Machine, y algún que otro hit pop digno de sus primeras grabaciones como Happy Ending. Yo volví a confiar en ellos con este trabajo, y me consta que no soy el único.

Se supone que el año que viene vuelven a sacar un nuevo trabajo y, viniendo de ellos, pueden aparecer con cualquier cosa. En ese caso, seguiremos viviendo de las rentas de sus primeros discos, y disfrutando con algunas canciones sueltas de los últimos.

spotify:user:nabo77:playlist:6hoVaGrl1a7xHlUIpWLh5e

Anuncios

8 comments

  1. Fito · noviembre 12, 2014

    Qué bien me viene una recopilación de The Strokes, porque me quedé en su primer trabajo. Y me gusta que acabe con “happy ending” 🙂

  2. Fito · noviembre 12, 2014

    ¡Aggggh, que sólo la has puesto en Spotify!

  3. Ramon Felis · noviembre 12, 2014

    Nunca he sido gran seguidor de los Strokes. A ver si con esta recopilación me meto un poco más en su música.

  4. ines · noviembre 13, 2014

    me gustó mucho el texto

  5. tritonman11 · noviembre 13, 2014

    Si no es mucho pedir , sería posible un enlace zippyshare para poder escuchar en el car. Grasies

  6. Poe · noviembre 15, 2014

    Ahhhh, sólo Spotify, no!!!!!…..Gracias

  7. XMontour · diciembre 6, 2014

    Me sumo a la peticion de enlace de descarga jejeje…dando las gracias x adelantado,claro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s