The Smashing Pumpkins – Monuments To An Elegy

Monuments_to_an_Elegy_album_cover_from_Smashing_Pumpkins

Es muy probable que Billy Corgan sea el tío que más pereza me da el mundo del rock. Su ego desmesurado ha conseguido que muchos de sus seguidores terminen odiando su música, y se olviden de las buenas canciones que hizo en los 90. Y es que, tras una pequeña obra maestra como Siamese Dream, empezó a dar muestras de su grandilocuencia en aquel Mellon Collie And The Infinite Sadness, un trabajo al que le sobraban la mitad de las canciones. A partir de ahí fue dando palos de ciego (Adore estaba bien, pero tampoco era una maravilla), y los compañeros con los que formó el grupo empezaron a huir lo más rápido que pudieron.

Sinceramente, creo que lo tenía que haber dejado en el 2000, cuando sacó los dos volúmenes de Machina, que eran tremendamente irregulares. Todo lo que ha hecho tras su vuelta en 2007 no tiene ni pies ni cabeza, y lo único que ha conseguido es empeorar más su imagen. Por eso ahora, quizá, intenta volver a sus mejores años en este Monuments To An Elegy.

El noveno trabajo Corgan (no tiene mucho sentido seguir hablando de ellos como una banda) no es un álbum notable, pero sí sorprende en sus primeras escuchas. Para empezar, se ha olvidado de los ramalazos heavys que tenían sus últimos álbumes, y se ha dejado llevar por las melodías y la electrónica. Algo curioso, ya que el batería es Tommy Lee, el de Motley Crue. El hecho de que las canciones sean más cortas y menos macarras, ya es un punto a su favor. Lo malo es que tan solo ha conseguido dar con la formula en tres o cuatro temas. El rollo le funciona en Being Beige, que es simplona, pero bonita, y en Run 2 Me, que se acerca peligrosamente a los Killers más electrónicos, pero tampoco está nada mal. Pero donde más acertado está es en Dorian, una semi-balada en clave synth-pop en la que recupera los mejores momentos de su Adore. Luego deja ver algunas buenas sensaciones en Drum + Fife y en Monuments, pero poco más.

Es lo mejor que ha hecho en muchos años, pero es que el nivel estaba tan bajo, que tampoco era muy difícil.

6,5

Anuncios

5 comments

  1. yellowsnow77 · diciembre 17, 2014

    41.zippyshare.com/v/28267492/file.html

  2. Ramon Felis · diciembre 17, 2014

    Lo siento pero no puedo con esta gente.

  3. Fito · diciembre 17, 2014

    A mí me sorprendió positivamente, pero me empezó a cansar muy pronto. Como bien dices, tiene tres o cuatro canciones bastante buenas, pero el resto es perfectamente olvidable. Aún así, es su mejor disco desde hace muuuuchos años.

  4. Huesped · diciembre 21, 2014

    Un hecho curioso: Smashing Pumpkins, incluso desde sus inicios, eran solo Billy Corgan y Jimmy Chamberlain. D’arcy y James eran tan solo músicos de sesión, no eran compositores de los temas.

    Este último disco no me ha gustado mucho, pero el anterior (Oceania) del 2012 me ha parecido bastante bueno. El tema que da inicio al disco es demoledor, digno de las mejores épocas de los Pumpkins.

    Saludos, muy bueno el blog.

  5. Guada · enero 8, 2015

    A mí es que me llegó su escupitajo en La Riviera en un concierto de Zwan y desde entonce le odio profundamente… aunque reconozco que sigo emocionándome con las viejas canciones si no le pongo cara…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s