Sleater-Kinney – No Cities to Love

SleaterKinney_NoCitiesToLove_cover-608x608

Iba a comentar por aquí el pedazo de hype que se ha creado alrededor de la vuelta de Sleater-Kinney, pero creo que no merece la pena. Los que escuchábamos esta música en la época en la que salieron, sabemos de sobra de que fue un grupo con muy buenas críticas, pero también muy minoritario. Ahora han vuelto como las mesías del indie-rock de mediados de los noventa, y bajo la batuta de los medios, nos las están colocando como lo mejor que ha salido de Estados Unidos en dos décadas (no es coña, lo leí el otro día en una web). Vale sí, al final no he podido resistirme y he soltado lo que no iba a soltar, pero es que creo que estos fenómenos no favorecen ni al grupo, y ni al oyente.

Sleater-Kinney New - Credit Brigitte Sire

No Cities to Love va a ser uno de los discos más aclamados de 2015, eso algo que tengo muy claro. De hecho, todavía no ha salido, y el New York Times ya ha dicho que es “the first great álbum of 2015”. Incluso St. Vincent se ha dejado llevar por la emoción, y en un reportaje para la Rolling Stone, ha comentado que es su disco favorito de la banda. Elogios y más elogios, para un disco que está muy bien, pero que tampoco es para tanto. El octavo disco de la banda de Olympia es una apisonadora de diez canciones, en las que el trío va a toda leche. Es contundente, denso, y está lleno de nervio, pero hay momentos en los que resulta un poco cansino. Sobre todo cuando renuncian al estribillo y a la melodía, y prefieren centrarse en los guitarrazos cortantes. Lo hacen nada más empezar, en la chillona Price Tag, y en algún que otro tema como No Athems, donde no sueltan el estribillo hasta el final. Por no hablar de Gimme Love, que me resulta un tanto estridente.

Afortunadamente, los cortes más melódicos ganan la partida, dejando así seis o siete canciones redondas. Sobre todo Surface Envy, No Cities to Love y Hey Darling, el tema más pop del disco. Aunque también me gusta ese homenaje a la new-wave llamado A New Wave, donde suenan a Ex Hex, el grupo de Mary Timony, compañera de Carrie Brownstein en Wild Flag. Por no hablar de ese contundente y pegadizo single llamado Bury Our Friends.

Sí, es un disco muy atractivo, en el que suenan potentes y apabullantes, pero, para mi gusto, le sobra crudeza, y le falta alguna buena melodía.

7,7

NPR Streaming

Anuncios

6 comments

  1. yellowsnow77 · enero 14, 2015

    58.zippyshare.com/v/7owfvLuI/file.html

  2. Jose · enero 14, 2015

    La verdad es q a mi m gustaban mucho pero este tipo de retornos me dan mucha pereza. Y el single no está mal pero vaya…

  3. Ramon Felis · enero 14, 2015

    Mucho ruido para lo que es.

  4. Fito · enero 14, 2015

    A ver si lo puedo escuchar esta noche. Estoy de acuerdo en que se están pasando con los elogios al grupo (y no te digo nada de la reedición de su discos en una caja a 166€ -precio de Amazon-), pero es algo que se repite con tantos artistas… Se empezaron a reeditar discos importantes por su 20, 25 o 30 aniversario y ahora ya se reedita cualquier cosa celebrando lo que sea (lo importante es vender).

  5. Man Pop · enero 14, 2015

    Ya el single me ha dejado bastante frío…
    Disco 2015, el de B&S.. a ver si te haces con la versión extendida ¿15 ó 16?? temas he creído leer…
    Abrazo,

  6. Israel · enero 15, 2015

    Pues en fin para gustos los colores, a mi si me ha gustado mucho y yo si tenia casi 10 años esperando su regreso, que no inventaron nada pues no, tampoco cambiaron nada pues tampoco.
    RIOT GRRRL
    y yo si pague los 125 dlls de la reedición (vivo en America)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s