Waxahatchee – Ivy Tripp

waxahatchee

Creo que no estoy preparado para un revival de los 90, y me cuesta mucho hacerme con discos actuales que suenan demasiado a esa década. Supongo que será porque la viví de pleno y no le termino de encontrar el punto a unas canciones que ya he escuchado antes. Además, creo que, la gran mayoría de ellas, no llegan a la calidad que tenían los temas de hace veinte años. Cuando escucho a Waxahatchee, el proyecto de la norteamericana Katie Crutchfield, me pasa esto, y me vienen a la cabeza imágenes de Dawson Crece y Clerks, camisas de cuadros, y una nostalgia que no me gusta demasiado. Y es que, cada década tiene su historia, su situación económica o sus problemas sociales, y la música indie, o alternativa (como la queráis llamar) de aquellos años estaba muy ligada a esos problemas y a ese tiempo en concreto. De hecho, creo que es una de las razones por las que este revival no acaba de despegar como lo hizo el de los 80, que todavía sigue por aquí.

waxahatchee_site_3

Dice Crutchfield que su vida ha cambiado mucho en los dos últimos años, tras triunfar con su segundo trabajo, y recorrer medio mundo, y que eso se ha visto reflejado en las canciones de este álbum. Creo que tiene un poco de razón, en que algo diferente hay, y en algunos cortes nos encontramos un tono más pop. Es el caso de La Loose, en la que juega con una caja de ritmos y se sale bastante de su propuesta. Para mi gusto ha hecho bien en irse hacia otro lado, y se ha sacado de la manga la mejor canción del disco. Pero no es el único tema donde se aprecia el cambio, en Dirt cruza el charco y acierta fijándose en los primeros The Vaselines –si se descuida un poco se pone a cantar eso de Swing swing up and down, turn turn turn around, round round round and about and over again. -. También apreciamos a una Waxahatchee diferente en Air, una preciosa balada, muy minimalista, en la que casi no da protagonismo a su guitarra y sí a unos teclados y unas baterías. Por cierto, como dato curioso, las baterías de este trabajo están grabadas en el gimnasio un colegio cercano a su casa, que es donde hicieron el disco.

Ivy Tripp tiene una falta de coherencia importante, que logra que nunca te metas en el disco. Cada canción es de su padre y de su madre, y, para colmo, le ha quedado demasiado largo. Por un lado, la jugada le sale bien cuando se pone menos evidente, como es el caso de  Breathless y en Bonfire, las canciones que respectivamente abren y cierran el disco. Sobre todo en la primera, que cuenta con un poco de suciedad y un teclado muy oscuro. Lo malo es cuando se va al indie-rock más normalucho, y nos entrega canciones como Under a Rock y Poison, que sí, que no están mal, pero demuestran lo que decía al principio. Vamos, que para eso me pongo a Belly. De hecho, la prefiero en temas más tranquilos, y creo que en Less Than y Grey Hair, está mucho más acertada.

La verdad es que la chica tiene talento y algunas canciones realmente interesantes, pero tiene que quitarse de encima ese sonido tan noventero. Para mi gusto es un lastre.

7,2

Anuncios

3 comments

  1. yellowsnow77 · febrero 10, 2015

    22.zippyshare.com/v/Cx5jY0cz/file.html

  2. Fito · febrero 10, 2015

    Después de leer tu crítica, me da que has sido demasiado generoso con la nota 🙂 Anyway, me lo voy a bajar.

  3. Ramon Felis · febrero 10, 2015

    El talento hay que demostrarlo y de momento a medias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s