Twin Shadow – Eclipse

twin

Desde luego, a George Lewis Jr., no se le puede acusar de no tener claras sus influencias. Desde hace unos años ha ido pasando por todas las etapas y estilos que tuvieron mayor repercusión en los ochenta, y se convertido en un experto en los sonidos de aquella década. En su primer trabajo dejaba ver una elegancia cercana a los Roxy Music, que, poco a poco, ha ido dejando atrás, para meterse de lleno en la faceta más comercial del pop. Así hasta llegar a este tercer álbum, donde se deja los complejos de lado y se ánima con un disco que lo podría haber petado en las radiofórmulas de 1987.

No es que me sorprenda este giro hacia el lado más comercial de los ochenta, los adelantos del disco ya iban por ese camino, pero sí me deja un poco indiferente. Tiene su punto encontrarse con una canción como To The Top, que tira de la épica de estadio más casposa, pero es algo que ya hemos escuchado muchas veces. Además, le veo un poco perdido, tirando de un palo y de otro durante todo el disco. En Eclipse hay canciones de R&B (no sé a qué viene hacerse ahora un Blood Orange), temas enfocados a la pista de baile, y baladas que se pierden en la épica. Un popurrí de estilos que no le hace ningún favor este trabajo.

Otro de los problemas de Eclipse es la falta de un hit claro. Sí, están When The Lights Turn Out y Old Love/New Love, los dos mejores cortes del disco, pero si los comparas con Five Seconds, Golden Light o At My Heels, se quedan un poco atrás. Y es que, se le ha ido la mano con las baladas y ese toque R&B por el que le ha dado todo el mundo. Solo hay que escuchar Turn Me Up, que debe ser el single más aburrido y simple de su carrera. Menos mal que en I’m Ready, el nuevo sencillo, mejora un poco (por lo menos no aburre) y se pone algo más desenfado. Tampoco está mal Flatliners, en la que al menos se hace con uno de esos estribillos épicos que tanto nos gustan. Y como balada, la gran triunfadora es Half Life, que con la intensidad de sus teclados ganan un motón de puntos.

Eclipse es un trabajo al que le falta coherencia, y le sobran unas cuantas canciones. Algo que no pasaba con sus dos anteriores discos, en los que nos encontrábamos a un artista que no se iba por las ramas.

6,6

Streaming

Anuncios

5 comments

  1. yellowsnow77 · marzo 13, 2015

    62.zippyshare.com/v/q74NOS6J/file.html

  2. Ramon Felis · marzo 13, 2015

    El que quiere tocar demasiados palos al final acaba estrellándose y este es el caso. Una lástima.

  3. Fito · marzo 13, 2015

    Con “1987” lo has dicho todo (creo que ese fue el año en el que Bowie sacó “Never Let Me Down”, un horror con colaboración incluida de ¡¡Mickey Rourke!! y que “Mr Plásticos y Decibelios” puso muy bien en su programa de radio). Escucharé las canciones que dices que están bien y así no malgasto el tiempo 🙂

  4. srhelvetica · marzo 13, 2015

    Yo empiezo a pensar que el primer disco se lo hizo alguien. En serio: me resulta muy difícil creer que el compositor de un primer disco tan bueno sea el mismo que está haciendo ahora esta canciones tan ampulosas.
    Y, ni que decir tiene, me apunto al club de devotos de “At My Heels”

    https://thesongswelove.wordpress.com/2013/01/29/at-my-heels-twin-shadow/

    • yellowsnow77 · marzo 13, 2015

      Bueno, en su defensa tengo que decir que, al menos, el cambio ha sido poco a poco y no de sopetón. Ya en el segundo disco dejaba ver algo de esto, y aquí directamente se ha lanzado a la piscina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s