Passion Pit – Kindred

passioncover624

No cabe duda de que los discos de Passion Pit están condicionados por el trastorno bipolar de Michael Angelakos, su líder, y de que todo depende del estado de ánimo en el que se encuentre en ese momento. En su anterior trabajo, el sobresaliente Gossamer, Angelakos estaba feliz, y eso se vio reflejado en unas canciones pletóricas, que rebosaban épica y se contagiaban a las primeras de cambio. Algo que tan solo vemos en algunos cortes de su nuevo álbum. Los de Massachusetts han hecho un disco demasiado amable, con canciones que parecen concebidas para la banda sonora de una serie de adolescentes de la Mtv. Algo que no es necesariamente malo, pero sí nos deja un poco descolocados.

La infancia de Angelakos es la protagonista de Kindred, y todo el disco está marcado por esos años en los que los problemas están en un segundo plano. Incluso la portada (que me encanta), tan colorida y con ese chaval en primer plano, refleja aquella época. Y claro, Angelakos creció en los ochenta, por lo que el sonido de todo el disco nos lleva directamente a esa década. Sobre todo en canciones juguetonas como Whole Life Story y Five Foot Ten (I), que son de lo más interesante del álbum. Además, la segunda, debe de ser la canción más bailable de su carrera. El problema viene cuando esa pomposidad también se refleja en las baladas. Es el caso de Looks Like Rain, que resulta un tanto melosa y aburrida. O del tema final, que abusa del vocoder (lo siento, pero no lo soporto), y no funciona hasta su minuto final, que es cuando entra su épica tan característica.

Inevitablemente, lo mejor del álbum viene cuando aparecen los Passion Pit de siempre. Y es que, aunque parezca mentira, su fórmula sigue funcionando a la perfección en canciones como Lifted Up (1985), un tema que es capaz de resucitar a un muerto, Until We Can’t (Let’s Go), y en My Brother Taught Me How to Swim, donde volvemos a encontrar a unos Passion Pit obsesionados con la pista de baile. Y para los que son seguidores de su rollo más R&B, ese que dejaban ver en canciones de su anterior trabajo como Constant Conversations o Cry Like a Ghost, también tienen una dosis. En este caso, es un medio tiempo llamado Where The Sky Hangs, al que le han dado un toque ochentero que le viene muy bien.

Kindred es un disco resultón, que tiene unos cuantos temazos, pero que al lado de sus anteriores trabajos se queda un poco cojo.

7,4

Anuncios

6 comments

  1. yellowsnow77 · abril 16, 2015

    33.zippyshare.com/v/AExbj16r/file.html

  2. markoslorca · abril 16, 2015

    Muy buen nombre de archivo

  3. Fito · abril 16, 2015

    Es incluso un poco más flojo de lo que dices, aunque tenga unos cuantos temas buenos.

  4. Ramon Felis · abril 16, 2015

    Una pena, esperaba un enorme disco, siempre les he tenido cierto cariño.

  5. Carlos · abril 16, 2015

    Detención de RR. Te has coronado el archivo¡¡¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s