Baio – The Names

Baio-The-Names-560x560

Me gusta cuando un miembro de un grupo famoso emprende una carrera en solitario y se olvida de lo que hace con su banda principal. Chris Baio es uno de ellos. El bajista de Vampire Weekend se ha mudado a Londres y se ha dejado llevar por la escena de electrónica de la ciudad británica, pero no se ha olvidado de lo que es el pop. El mismo dice que ha querido hacer algo parecido a las canciones pop de David Bowie y Bryan Ferry, pero desde la perspectiva del techno y el dance. Dicho así, parece que nos encontramos ante un trabajo centrado en el baile, pero no, es un álbum de canciones pop y, tengo que decir, que de un nivel muy alto.

Durante gran parte de The Names, Baio se dedica a jugar con las maquinas, y se deja llevar por los ritmos sintéticos, pero no puede evitar sacarse de la manga grandes melodías y unos cuantos estribillos de lo más pegadizos. El caso más evidente es Sister of Pearl, todo un temazo con el que se acerca a los Talking Heads, que se te pega como una lapa. Todo gracias a esa melodía de lo que parece ser una mandolina (en esta actuación utiliza un cuarteto de cuerda), que la verdad es que también recuerda a lo que hace con Vampire Weekend. Se mueve muy bien en este tipo de temas que fusionan el pop y la electrónica, y buena prueba de ello es el tema que da título al disco, Needs, que es una auténtica delicia, o Endless Rhythm, el corte que más gustará a los seguidores de su banda principal.

La parte más electrónica, y más centrada en la pista de baile, también cuenta con temas realmente brillantes. Es el caso de Brainwash yyrr Face, que casi parece un experimento que se rompe al final con ese subidón que te incita a lanzarte al baile desenfrenado. También funciona muy bien I Was Born in a Marathon, que tiene un ritmo tremendamente contagioso. Incluso, cuando se pone abiertamente techno, logra hacer cosas interesantes. Es el caso de los siete minutos de All The Idiots, que se mueven en ese terreno, pero que también cuentan con su pequeña dosis de épica, recordando así a bandas como Orbital o 808 State. Y si hablamos de épica hay que mencionar Scarlett, el tema reposado con el que cierra el disco, que es una verdadera preciosidad.

Con The Names, Baio supera con nota la prueba del temido disco en solitario, y nos deja ver a una faceta suya realmente interesante.

8

Anuncios

5 comments

  1. yellowsnow77 · septiembre 21, 2015

    56.zippyshare.com/v/Lm2X8SR7/file.html

  2. Ramon Felis · septiembre 21, 2015

    Fantástico disco que justifica hacerlo en solitario, si no, para qué hacerlo si no es otro estilo? Visca el pop!

  3. mayoyo · septiembre 21, 2015

    genial disco,una preciosidad…GRACIAS

  4. Pingback: Dams of the West – Youngish American | Don't Eat The Yellow Snow
  5. Eu sinceramente nunca sei se dá adequado a verificar sim do
    que animar rendimento pq ele entretanto corrompido cerca de
    tônico, negação à medida que droga. http://classificados.portooferta.com.br/author/harrietfeth/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s