Deerhunter – Fading Frontier

deerhunter

R.E.M., Tom Petty, Caetano Veloso, Al Green, J.G. Ballard, Pablo Neruda, el té helado, el accidente de coche que sufrió Bradford Cox el pasado invierno, su perro, el declive de la industria musical…Estas son solo algunas de las influencias que podemos encontrar en el nuevo disco de Deerhunter, las cuales han puesto en un mapa interactivo en su página web. Aunque con ellos nunca se sabe, y hace tan solo unos meses dijeron que sus nuevas canciones sonaban a INXS. En cualquier caso, los de Atlanta han dejado atrás la suciedad punk de Monomania y, de algún modo, se podría decir que han vuelto a sus trabajos anteriores. Eso sí, esta vez están un poco más pop y menos ruidosos que de costumbre.

Dice el propio Cox que este es su trabajo más personal, y que sus letras reflejan parte de los hechos que han ocurrido en su vida en el último año. Si echamos un vistazo a esas letras, podemos ver como es cierto, y como son más directas. Un ejemplo claro es Living My Life, una delicada balada cercana al dream-pop, en la que nos encontramos a un Bradford Cox feliz con su vida casera, tras una década persiguiendo el éxito y teniendo que dar explicaciones constantemente. O Snakeskin, ese pedazo de single bailongo con el que nos sorprendieron a finales de agosto. No resulta difícil apreciar que, en su letra, Cox está hablando de su enfermedad y lo que es crecer con ella.

Uno de los puntos fuertes de Fading Frontier es Breaker. El primer dúo entre Lockett Pundt y Bradford Cox se traduce en una delicada canción de pop ensoñador a la cual es imposible resistirse. Y es que, los Deerhunter de 2015 se han dejado llevar por la delicadeza en sus nuevas composiciones, y han sacado el que podríamos llamar su disco más bonito. Las guitarras rugen más bien poco, tan solo en All The Same y Duplex Planet, que bien podrían ser dos canciones de Halcyon Digest. El resto del disco es más tranquilo, pero igual de interesante. Ahí está un tema como Take Care, con ese emocionante final lleno de teclados épicos. Algo parecido a lo que hacen en Ad Astra, donde vuelven los Deerhunter más ambientales y ensoñadores.

Para terminar el disco prefieren volver a lo fácil, y nos dejan Carrion, una preciosa balada que Cox ruega que le dejen solo. Dejando claro, una vez más, que este es su disco más personal.

Deerhunter vuelven a cambiar de rumbo, y vuelven a dar en el clavo. Fading Frontier es un disco corto, directo, en el que los de Atlanta no se han complicado la vida y se han ido directos a fabricar temazos de puro pop. Una delicia que solo tiene una mancha, la esquiva Leather and Wood, que se hace un poco bola.

8,2

Anuncios

3 comments

  1. yellowsnow77 · octubre 7, 2015

    44.zippyshare.com/v/Lnaf8SAn/file.html

  2. Fito · octubre 7, 2015

    Totalmente de acuerdo con lo de que Leather And Wood se hace bola. El resto suena bastante bien, pero lo tengo que escuchar con mas calma. En lo de las influencias creo que se han pasado un poco 😉

  3. Ramon Felis · octubre 7, 2015

    Hagan ruido o no es de lo mejor del momento, con un estilo inclasificable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s