EL VY – Return To The Moon

EL-VY-Return-To-The-Moon-900x900

La verdad es que no sé de dónde saca el tiempo Matt Berninger, pero entre sus discos y sus interminables giras con The National, ha sacado un hueco para montar EL VY, su nueva banda. En ella se hace acompañar de Brent Knopf, líder de Menomena y Ramona Falls, al que le une una gran amistad. Juntos han creado un disco extraño, en el que hacen un rock un tanto áspero y escurridizo. Así que, los que se esperen algo parecido a The National, que se vayan olvidando. Sí, está la inconfundible voz de Berninger, y en algunos cortes hay algún retazo de su banda, pero poco más.

Si cierto que Return To The Moon (Political Song for Didi Bloome to Sing, With Crescendo), el primer adelanto del álbum, nos despistó un poco. Muchos pensaron que nos íbamos a encontrar con algo así como unos The National un poco más bailongos, lo cual no hubiera estado mal, porque es un temazo. Pero con los otros dos adelantos ya empezaron a dejar claro que los tiros no iban por ahí. Primero nos dejaron I’m The Man To Be, una especie de gamberrada de rock áspero, con guitarras cortantes, en la que solo conceden un momento amable en el estribillo. Tras ella, decidieron que ya era el momento de presentar una de las baladas del disco, y nos dejaron Paul Is Alive. Es una bonita canción en la que Berninger demuestra que también sabe emocionar sin recurrir a la épica. Algo que volveremos a comprobar más adelante en tres temazos como No Time To Crank The Sun, It’s A Game y Careless.

Sería un error pensar que este un divertimiento de Berninger y un amigo. Evidentemente, todo el mundo se va a fijar en el cantante de The National, que para algo es más famoso, pero, en este caso, el talento musical corre a cargo de Knopf. Él es el que ha creado ese cocktail de rock, soul, algo de electrónica, y clasicismo que impregna todo el álbum. Una mezcla que resulta de lo más atrayente en Need A Friend y Sleepin’ Light, dos de los más sofisticados del disco. Por cierto, que en esta última colabora Ural Thomas, toda una leyenda del soul norteamericano que ha tocado con artistas tan grandes como Otis Redding o James Brown. Además, cuando se ponen más crudos, nos dejan Happiness, Missouri, todo un trallazo rockero en el que casi parecen unos Queens Of The Stone Age entregados al pop.

Return To The Moon es un disco algo escurridizo en el que Berninger y Knopf no se van a lo fácil, pero tiene algo que engancha y atrapa.

7,9

Anuncios

3 comments

  1. yellowsnow77 · octubre 21, 2015

    33.zippyshare.com/v/CZZpwjT4/file.html

  2. flash · octubre 21, 2015

    Muchas gracias, muy padre.

  3. Ramon Felis · octubre 21, 2015

    Personajes peculiares haciendo música peculiar, aunque lode The National con ritmo llamaba más que la atención.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s