Massive Attack – Ritual Spirit Ep

massive-attack-ritual-spirit1

Lo mío con Massive Attack es una historia de encuentros y desencuentros. Cuando tenía 14 años me quedaba embobado mirando a la tele cada vez que pasaban el vídeo de Unfinished Sympathy por la MTV. Aquél clip, con una chica paseando por un barrio cualquiera, era de lo más simple, pero dio a conocer al mundo a la banda de Bristol. Luego vinieron Safe From Harm, y el resto de Blue Lines, uno de los mejores trabajos de los noventa. Lo que no consiguieron fue engancharme con Protection, y tuvieron que pasar una buena cantidad de años para que otra vez me volviera loco con ellos. La culpa la tuvo Mezzanine, el álbum “guitarrero” de Massive Attack, y otro de los clásicos de los noventa. Además, me dejaron flipado con su concierto en la edición del 99 del FIB. Ahora, tras hacer caso omiso a sus dos últimos trabajos, han conseguido engancharme otra vez con su nuevo Ep, que nos devuelve al grupo británico en plena forma.

Ritual Spirit es el primero de los dos lanzamientos que va a editar la banda de Bristol en este 2016 (se supone que más tarde saldrá un álbum completo), y su primer trabajo en cinco años. En él nos encontramos con las Massive Attack más oscuros, y en algún momento, los más bailables. Es el caso de Dead Editors, el tema que abre el EP a base de Hip-Hop (el rapero inglés Roots Manuva es el encargado de poner las voces) y ritmos para darlo todo en la pista de baile. Pero es en el tema que le da título donde aparece lo mejor de la banda de Bristol. Aquí vuelve ese toque misterioso y oscuro que tan buenos resultados les ha dado en múltiples ocasiones, y para conseguirlo han llamado al cantante Londinense Azekel, que cuenta con una voz profunda e intrigante que le viene como anillo al dedo a la canción. No me entusiasma tanto Voodoo In My Blood, el tema que han hecho junto a Young Fathers. Tarda mucho en despegar y termina saturando un poco. Afortunadamente, no acaban con ella, y para el final se han dejado el mejor corte del Ep. Su colaboración con Tricky, que no aparecía en un disco suyo desde 1994, hace de Take It There una de las grandes canciones de su carrera. Aquí vuelven un poco a su tercer trabajo, sobre todo al final, que es donde entran las guitarras crudas. Pero, además, le añaden un toque de épica que funciona maravilla. Una joya.

Desde luego, con estas cuatro canciones, Massive Attack han conseguido poner los dientes largos a muchos (entre los que me incluyo), que ya estamos esperando como agua de mayo su sexto trabajo.

8

Anuncios

3 comments

  1. yellowsnow77 · febrero 4, 2016

    21.zippyshare.com/v/9p91N3Ye/file.html

  2. ines · febrero 5, 2016

    a mí también ma están creciendo los dientes…

  3. jacobo malde · febrero 11, 2016

    a mi me sigue dejando un poco frío
    desde que se fue Mushroom les faltan canciones, suenan bien, estan bien, pero me falta algo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s