Primavera Sound 2016: Wild Nothing – Life Of Pause

CT-232-Wild-Nothing-Cover_1400-600x600

Dice Jack Tatum, el hombre que se esconde tras Wild Nothing, que en su tercer trabajo quería crear otro mundo diferente, y no hacer un álbum cualquiera. Según sus propias palabras “está aterrorizado con la idea de ser una cosa, o ser de un solo género”. También dice que, “ya que no puede cambiar eso, trata de reinventarse constantemente”. Esa es lo que ha buscado a la hora de crear Life of Pause, buscar una identidad nueva en cada canción, y hacer algo diferente a lo que nos enseñado hasta ahora. Él mismo reconoce que el cambio no ha sido muy drástico, pero que estas cosas se hacen poco a poco. Yo, sinceramente, tampoco encuentro muchas diferencias con sus dos anteriores trabajos. Quizá, tiene un sonido un poco más clásico, y menos ensoñador, pero la base sigue siendo la misma.

Tatum, que hasta su segundo disco lo hacia todo en su casa, ha grabado este trabajo a medio camino entre Los Angeles y Estocolmo, donde pudo trabajar con el batería de Peter, Bjorn & John y Pelle Jacobsson, de la Swedish Radio Symphony Orchestra. Lo curioso es que estas aportaciones se notan en unos pocos temas. Es el caso de la genial Reichpop, con la que abre el disco con unas marimbas y un toque de lo más tropical. Esto es algo que le viene de maravilla a su dream-pop de manual, y un paso hacia otros sonidos que hasta ahora no aparecían en sus trabajos. También hay más presencia de los pianos, que aportan ese toque más maduro y más clásico. Ahí está Adore, que empieza con un piano un tanto oscuro, pero que, poco a poco, se va convirtiendo en una canción muy estándar. Además, en ella veo una influencia de Simon & Garfunkel que no había visto hasta ahora. Al igual que en Whenever I, donde explora el soul blanco de los setenta, e incluso se atreve con unos saxos.

Si hay algo que ha hecho de Wild Nothing uno de los grupos más interesantes del pop actual, es su facilidad para crear hits con muy poco (¿os acordáis de aquella maravilla llamada Paradise?). Aquí se saca de la manga unos cuantos. Además, lo hace de diferentes formas. En algunos casos se va a su zona de confort y nos deja temas de pop donde los sintetizadores cobran protagonismo, como en Lady Blue, el pegadizo tema que da título al álbum, o esa maravilla llamada TV Queen que adelantó hace unos meses. Pero ahora también explora otros caminos y deja que las guitarras rugan un poco. Ahí está la enérgica Japanese Alice, que cuenta con el mejor estribillo de todo el álbum, y ese acercamiento al kraut llamado To Know You, que es de lo mejor de su carrera.

Life Of Pause no es un disco perfecto, y en algunos casos es un poco neutro (Alien y Love Underneath My Thumb son un poco sosas), pero Tatum ha conseguido hacer otro trabajo de notable alto. Y ya van tres.

7,8

Anuncios

One comment

  1. yellowsnow77 · febrero 8, 2016

    62.zippyshare.com/v/LQza3WL4/file.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s