Junior Boys – Big Black Coat

junior boys

No es que yo sea muy seguidor de la música electrónica, pero, de vez en cuando, me da por escuchar algún disco de este tipo. El elegido de estas últimas semanas ha sido el nuevo de Junior Boys, el dúo canadiense, que está cosechando unas críticas realmente buenas con este último trabajo. Big Black Coat tiene todo lo que yo necesito para que me guste un disco de estas características. Lo primero es que tenga un enfoque pop, en el que las canciones tengan una estructura de este estilo, con sus estribillos molones, y sus partes cantadas. Lo segundo es que no tiren demasiado hacia la pista de baile, y si lo hacen, que sea de una forma tranquila y elegante. Y lo tercero es que no sea una electrónica demasiado evidente y machacona, si es algo minimalista, mucho mejor. Este álbum cumple con creces estos tres puntos, así que no es de extrañar que le esté dando mucha cancha en estas últimas semanas.

Toques R&B, influencias del tecno de Detroit, algo de electro-pop ochentero…Jeremy Greenspan y Matt Didemus fusionan varios estilos muy dispares sin estrellarse, y con ellos consiguen hacer una colección de canciones realmente ecléctica, pero que funciona muy bien en su conjunto. Pongamos como ejemplo Over It y C’Mon Baby, dos canciones que van seguidas y tienen muy poco que ver. En la primera se hacen con un ritmo bailable muy sutil –de hecho, en una entrevista a JNSP, Greenspan confiesa que lo ha cogido de esta canción de Rod Stewart-, y se dejan llevar por su vena más pop, logrando así uno de los hits del disco. Sin embargo, en la segunda, se meten de lleno en una especie de R&B minimalista, creando unas atmosferas inquietantes y misteriosas –la parte final, en la que entran unos teclados realmente épicos, es una maravilla-. Luego aparecen los Junior Boys un tanto más evidentes, pero igual de interesantes. Son esos que consiguen hacerte bailar con elegancia y sensualidad en temas como Baby Give Up On It, M&P, o Big Black Coat. O los que directamente te llevan a la pista de baile más salvaje haciendo un himno electro de What You Won’t Do For Love, el hit de soul que hizo a Bobby Caldwell famoso a finales de los setenta.

¿Qué hay de los Junior Boys más tranquilos y minimalistas? Esos también aparecen en canciones como No One’s Business, en la que ni siquiera necesitan unas bases para convencer, o en Baby Don’t Hurt Me, un sedoso tema de soul electrónico que no tiene nada que envidiar a esos cortes que reinan en las listas norteamericanas semana tras semana.

En resumen, Junior Boys han sacado uno de los discos más completos de lo que llevamos año, en el que se atreven con muchos estilos diferentes y están acertados en todos.

8

Anuncios

3 comments

  1. yellowsnow77 · febrero 25, 2016

    98.zippyshare.com/v/hf11KRWs/file.html

  2. flash · febrero 25, 2016

    ¡Qué gran hallazgo!, gracias.

  3. ines · febrero 27, 2016

    Me gusta Junior Boys, gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s