The KVB – Of Desire

thekvb_ofdesire

Dark romantic, post-punk, gothic…Todas estas etiquetas (y alguna más) valen para describir la música de The KVB. El grupo, formado por Nicholas Wood y Kat Day, tiene varios álbumes y algún que otro Ep a sus espaldas, pero ninguno tan importante como este Of Desire. Es el segundo trabajo que publican en el sello de Geoff Barrow de Portishead, y él perfeccionan ese sonido más siniestro, más electrónico, y algo menos shoegaze, que ya tenía su último Ep. Incluso tiene partes en las que continúan con su faceta más experimental y ambiental, esa que salió a la luz en Mirror Being, su anterior álbum. Todos estos ingredientes hacen que Of Desire se convierta en su trabajo más interesante hasta la fecha.

No sé qué pensáis vosotros, pero creo que en los últimos años hay una oleada de grupos oscuros que están haciendo cosas realmente interesantes. Es un tipo de música siempre ha estado ahí, pero en esta década se le ha prestado un poco más de atención. Bandas como Cold CaveThe Soft Moon o Trust, que han fusionada la oscuridad con la electrónica, y han calado entre un público más joven que no vivió los ochenta, la gran época dorada de este tipo de música. Con algunas partes de Of Desire, The KVB se meten de lleno en la primera fila de esta hornada de nuevas bandas góticas (por llamarlo de alguna forma), y lo hacen a base de temazos. Y es que, está muy bien lo de crear atmosferas oscuras e inquietantes, pero también hay que saber crear una gran melodía, y dar con el ritmo perfecto. Ellos lo consiguen en canciones como White Walls (no hay quién se resista a ese teclado épico), Night Games, Never Enough o In Deep, que tiran más hacia las guitarras shoegaze.

Donde no están tan acertados es en la parte final del álbum, la cual han dejado para explorar su lado más experimental e instrumental. Hay canciones que tienen su punto, como Awake y V11393, en las que se vuelven un grupo totalmente electrónico, pero al final uno se queda con la sensación de que han tratado de hacer dos discos en uno. Solo así se explica el toque ambiental que tienen los últimos tres temas del álbum, donde salvaría Unknow y Second Encounter, que no están nada mal, pero sí lejos primeros cortes del álbum.

Si hubieran sabido fusionar sus dos facetas, en lugar de separarlas, estaríamos ante un disco sobresaliente. Saben cómo explorar las atmosferas oscuras, y los beats secos y cortantes, para hacer temas de pop inquietante, pero se vuelven un poco tediosos cuando tiran hacia su faceta más ambiental e instrumental.

7,4

2 comentarios

  1. yellowsnow77 · marzo 14, 2016

    78.zippyshare.com/v/hSQRsKyo/file.html

  2. ines · marzo 15, 2016

    me gustó, se me pasó volando

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s