The Julie Ruin – Hit Reset

Hit-Reset-640x640

Kathleen Hanna puede presumir de haber mantenido una carrera más o menos estable durante un cuarto de siglo. La de Portland rompió muchos moldes a finales de los ochenta con Bikini Kill, uno de los buques insignia del movimiento Riot Grrrl, y siguió haciendo lo propio con Le Tigre, aquella banda en la que fusionaba electrónica y rock con bastante atino (¿os acordáis de este pedazo de hit?). En esta década sigue haciendo de las suyas con The Julie Ruin, su última banda, de la que ahora publica su segundo trabajo.

Lo que empezó como un proyecto en solitario a mediados de los noventa (justo antes de formar Le Tigre), se ha convertido en toda una banda al completo con la que Hanna está haciendo algunas de las mejores canciones de su carrera. Se podría decir que, en ella, ha intentado hacer una fusión de sus dos proyectos anteriores. Y es que, en este Hit Reset, vemos retazos del punk y el sonido crudo de Bikini Kill, pero también saca a la luz su faceta más pop, esa que perfeccionó con Le Tigre. Todo ello regado de sus ya habituales letras feministas. Algo que sigue haciendo mucha falta dentro del mundo del rock, que es lo de lo más machista.

Hit Reset está lleno de guitarras potentes y aceleradas, pero también de teclados juguetones y melodías de lo más inocentes. Solo hay que escuchar el tema que abre y da título al álbum, en el que nos encontramos con un estribillo en el que, tras los habituales gritos de Hanna, aparecen unos coros propios de cualquier girl-group de los sesenta. Y es que, esa influencia del pop sixties está muy presente en el álbum. La encontramos en canciones como Rather Not, Planet You, Let Me Go, en la que, no sé si son imaginaciones mías, pero me parece oír el punteo del Heroes de Bowie en el estribillo, o Roses More Than Water, que podrían calificarse de “deliciosas”. Incluso se atreve a cerrar el álbum con una balada al piano.

No penséis que, de repente, Kathleen Hanna se ha convertido en una cantante pop. Para nada, el disco conserva buena parte de la rabia que ha desplegado a lo largo de su carrera, y que aquí aparece en temas tan potentes e interesantes como Be Nice, Record Breaker o Hello Trust No One. Pero lo mejor del álbum lo encontramos en I Decide, un tema oscuro que tiene una base rítmica realmente chula, y en I’m Done, donde hace un punk de lo más juguetón.

Creo que no me equivoco al afirmar que estamos ante uno de los mejores discos de la carrera de Kathleen Hanna. Además de uno de los más accesibles, que no a todo el mundo le gusta la forma tan “peculiar” que tiene de cantar que tiene la norteamericana.

8

Anuncios

One comment

  1. yellowsnow77 · julio 18, 2016

    85.zippyshare.com/v/YY4u8LtM/file.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s