The Radio Dept. – Running Out of Love

runningout

No sé si queriendo o no, pero The Radio Dept. se han convertido en una de las bandas de culto de las últimas dos décadas. Gran parte de la culpa la tiene su música, por supuesto, con la que han redefinido el pop escandinavo, pero es innegable que el secretismo que les rodea también ha tenido algo que ver. No suelen dar muchas pistas de por dónde va su carrera, y se toman su tiempo a la hora de editar sus discos. Prueba de ello es este Running Out Of Love, que llega seis años después su tercer trabajo – sí es verdad que algún single que otro sí nos han dejado-. También es cierto que han tenido algún jaleo legal con su sello y con su manager, lo que ha propiciado su retraso, y una dejadez que no les ha permitido componer nuevas canciones. Algo que ha contribuido a que haya un buen montón de gente esperando este disco.

El grupo de Lund empezó su carrera a la vez que la gran oleada de bandas escandinavas que dieron la campanada a mediados de la década pasada, pero poco tienen que ver con la gran mayoría de ellas. Sí, hacen pop, pero su afición por no cerrarse a ningún estilo, a explorar las posibilidades de la electrónica, y su faceta más oscura, los hace diferentes. Por no hablar de sus letras, que suelen estar centradas en sus ideas políticas, y son muy críticas con la Suecia perfecta que se vende al resto del mundo. Algo que profundizan en su cuarto álbum, que según ellos mismos, es un retrato de la actualidad de Suecia, y en él hablan de temas tan escabrosos como la industria armamentista de su país, o “la tradición de la policía sueca de proteger a los nazis y los racistas, mientras utilizan la violencia contra los manifestantes que protestan para eliminar esas dos lacras de la sociedad”. Vamos, que no se cortan un pelo.

Musicalmente, es un álbum un tanto más electrónico que los anteriores, y contiene canciones como We Got Game y Occupided, que poco tienen que ver con las guitarras shoegaze del principio de su carrera. Sobre todo la segunda, en la que se acercan a la pista de baile misteriosamente y sin clichés evidentes, como no podía ser menos. Pero no, The Radio Dept. no se han convertido de repente en un grupo dance, gran parte de sus canciones siguen centradas en el dream-pop, solo que esta vez la electrónica está más presente. Es el caso de Sloboda Nadoru y Swedish Guns, que abren el disco de la forma más bonita posible. O del tema instrumental que da título al álbum, que es etéreo y ensoñador como pocos. Aunque, por supuesto, no se han olvidado de lo que es hacer un corte abiertamente pop, y en las geniales This Thing Was Bound To Happen y Commited To Cause dan buena muestra de ello.

Han tardado seis años en volver, pero no han perdido ni un ápice de su talento, y se han sacado de la manga un cuarto trabajo en el que apenas hay fisuras.

8,3

Anuncios

7 comments

  1. yellowsnow77 · agosto 29, 2016

    91.zippyshare.com/v/WernnHqs/file.html

  2. Ramon Felis · agosto 29, 2016

    Gran y agradable sorpresa cuando lo vi el viernes por la red. Todo lo dicho es cierto, pero sea lo que sea es igual, lo importante es la música y llega a cotas muy altas.

  3. flash · agosto 29, 2016

    Que buen álbum, muchas gracias.

  4. Juan · septiembre 3, 2016

    Llevo ya varios años siguiendo tu página, en su versión actual y en las otras tanta anteriores, y es la primera vez que escribo un comentario. The Radio Dept. es la banda de culto de un sinnúmero de personas, incluyéndome, como bien mencionas en tu reseña. Tal vez las personas se identifiquen de manera tan profunda con ellos, en mi opinión, por su capacidad de provocar distintas y diferentes niveles de emociones en sus canciones, y por la honestidad que proyectan con ellas. Describo su música como emotiva, sutil, sugestiva, sincera, y genuina, muy genuina, entre muchas otras tantas cosas. Es lo que hace que The Radio Dept. suene a The Radio Dept., y que su música sea tan venerada y apreciada por sus leales admiradores. Una lealtad muy bien ganada, ya que a lo largo de su trayectoria no han hecho mas que dejar el alma y corazón en cada una de sus canciones, motivados por una gran pasión, respeto, orgullo y gusto por lo que hacen. Al parecer, para ellos no hay otra manera de hacer las cosas. Solo puedo decir que es un disco genial, y felicitarte por el gran trabajo que llevas realizando durante todo este tiempo, y dejarte saber, que al igual que The Radio Dept., también cuentas con una legión de admiradores de tu trabajo, reflejo de la gran pasión y compromiso que sientes por la música, y por lo cual te estamos muy agradecidos.

    • yellowsnow77 · septiembre 3, 2016

      Vaya, muchas gracias!! Y sí, es un gran disco. Ahora mismo es el que ocupa más horas en mi día a día musical.

      Un abrazo

  5. Pingback: 25 discos de 2016 | Don't Eat The Yellow Snow

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s