Lucy Dacus – Historian

Lucy-Dacus-Historian-1519743476-640x640

Hay una cosa que tengo clara desde hace unos años, y es que, si hay que revivir el indie-rock de los noventa, que las chicas sean las protagonistas. Ellas son las que más talento están mostrando a la hora de darle a la distorsión y las buenas melodías. Ejemplos hay muchos, como los de Courtney Barnett, Angel Olsen o Waxahatchee, que se han centrado en ese sonido, pero han abierto nuevos caminos, ya sea aportando una pincelada de electrónica, fijándose en mundos más folkies, o metiéndose en momentos más intimistas. La última en aporta frescura a este género es Lucy Dacus, una chica de Virginia que prácticamente no había nacido cuando empezó todo este movimiento y que hoy mismo pública el que es su segundo trabajo.

Dacus ya obtuvo un moderado éxito de crítica con su álbum de debut, pero es con este “Historian” con el que está empezando a convertirse en una semi-estrella del indie-rock. Y es normal, porque es un trabajo excepcional. La de Virginia lo hace muy fácil, y con meter una trompeta por aquí, y algún instrumento de cuerda por allá, consigue la frescura necesaria para que la cosa funcione. Además, su voz, grave y contundente, casa estupendamente con sus guitarras distorsionadas.

En estos tiempos que corren, en los que antes de que salga un disco, ya se han podido escuchar unas cuantas canciones de él, es fácil saber cuándo nos vamos a encontrar con un gran trabajo. Algo que más o menos ya se podía adivinar escuchando ‘Night Shift’, ‘Addictions’ y ‘Next ok Kin’, que han servido como carta de presentación. Además, las tres representan muy bien lo que encontramos en el resto del disco. La primera refleja estupendamente su faceta más reposada, y ese tipo de canciones que empiezan tranquilas y acaban en una tormenta sonora. Algo que vemos en otros cortes del álbum, como en la áspera ‘Timefighter’ o en la épica ‘Pillar of Truth’. Sin embargo, en las otras dos, se va hacia su vertiente más pop, y ahí está sublime. ‘Addictions’ es un tema absolutamente maravilloso, en el que rebaja las potentes guitarras de su estribillo con unas trompetas deliciosas. Y ‘Next of Kin’ es un poco más simple, pero tiene lo necesario para ser una gran canción de indie-rock, que no es otra cosa que una buena melodía y un buen estribillo. Y, junto a ellas, podríamos meter ‘Nonbeliever’, un delicioso tema que empieza tranquilo, y va subiendo de intensidad hasta llegar a una parte final de lo más épica.

Directo, potente, conciso, detallista…“Historian” es un gran trabajo, al que prácticamente no le sobra ni una canción y que tan solo decae un poco en la intimista tema que le da título y lo cierra.

8,3

4 comentarios

  1. yellowsnow77 · marzo 2, 2018

    40.zippyshare.com/v/fJaMhGvQ/file.html

  2. flsh · marzo 2, 2018

    ¡Gracias!

  3. pez2 · marzo 5, 2018

    Muy bueno. Gracias

  4. Pingback: 30 discos de 2018 | Don't Eat The Yellow Snow

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s