Betacam – Mítico

Portada-Mítico-Betacam

Hace poco, en una famosa revista online nacional, leí que, entre otros muchos, Betacam te gustaran si te gustaban Mecano. Pocos días después, el mismo Betacam hizo una versión de ‘Un año más’ en su reciente concierto en las fiestas de San Isidro de Madrid. Así, que esta influencia, que yo no he visto, o no quiero ver, porque es un grupo que odio, debe de ser bastante evidente. El caso es que, el primer álbum en solitario del de Torrelavega, bebe mucho de ese pop electrónico patrio de los ochenta y, quizá, por eso se habla tanto del grupo más famoso de esa época. Pero hay muchas más cosas en “Mítico”, que es una gran colección de canciones.

Pese a ser su álbum de debut, Betacam es una cara conocida dentro el indie español, y ha formado parte de bandas tan conocidas como Templeton, Rusos Blancos y Cosmen Adelaida. Además, su carrera en solitario cuenta con un Ep y varios singles, los cuales acabaron siendo recopilados en “Saca Pecho”. De ahí que uno no tenga la sensación de que no estamos ante un álbum de debut, y sí ante una confirmación en toda regla. Por eso, y porque me ha gustado mucho, voy a repasar las canciones una a una.

Reliquias’: gran parte del álbum gira en torno a la madurez, la vida en pareja y ese tipo de cosas que hacemos cuando los veinte son un recuerdo borroso. La melancolía que desprende la letra, la cual también se deja ver en la parte instrumental, que empieza siendo de lo más reposada y acaba en un éxtasis épico realmente brillante, convierte a esta canción en la idónea para dar el pistoletazo de salida.

Chacal’: bajos contundentes, espídicos ritmos sintéticos, teclados house…’Chacal’ es una de las canciones más potentes del álbum y, por ende, una de las más bailables. De hecho, suena bastante a Fangoria, pero a los Fangoria que disfrutan con los Pet Shop Boys. Además, su letra, llena reproches, es muy de Olvido y Nacho.

La Discusión’: supongo que esa influencia evidente de Mecano está en esta canción, tan sincera y cotidiana. En ella, nos cuenta una pelea entre una pareja que, afortunadamente, tiene un final feliz. Y lo hace dejándonos una balada sintética de lo más emocionante. Quizá, si es cierto que recuerda al trio madrileño, pero no hay que olvidar que, éstos, copiaron todo lo que quisieron y más…

Otras Chavalas’: sin duda alguna, estamos ante el hit del disco. Aquí no hay discusión, le ha salido un tema redondo; de esos que se bailan mientras cantas el estribillo a grito pelado, y uno de esos que emociona. Solo hay que escuchar esa parte final en la que le pone más intensidad al estribillo. Si después de eso no os levantáis de la silla de un brinco, es que algo raro os pasa.

No Más’: después de darlo todo en el anterior tema, cabría la posibilidad de que el disco bajara el nivel, pero no es así. Esta canción pro-cambio de vida llamada ‘No Más’, nos enseña su faceta menos bailable y, se podría decir que, en cuanto a instrumentación se refiere, más convencional. Y la verdad es que también sabe sacarle partido a este rollo.

Ave Rapaz’: volvemos a los ritmos sintéticos más contundentes, pero esta vez están ahí para acompañar a una reposada canción en la que se recupera un amor perdido. Es, sin duda alguna, mi otro tema favorito del disco, y me encanta ese estribillo tan cotidiano arropado por una buena manta de teclados fuertes.

Rey Sol’: sería un error decir que este disco solo vive de los ochenta. Los sonidos del eurobeat de los primeros 90 también se asoman en ‘Rey Sol’, otro corte con el que lanzarse a la pista de baile. Además, en su parte final, cuenta con unos coros femeninos de lo más bonitos. Lo que no sé es de quienes son.

Canoe’: la canción que menos me gusta del disco. Aquí sí que es muy evidente la influencia de Mecano, además, la de los más ñoños, esos que rebosaban azúcar en ‘La Fuerza del Destino’. Se salva porque la letra tiene su punto, y porque siempre mola que una canción se titule como el bingo más famoso de Madrid.

Extraterrestre’: una de las cosas que más me gustan de esta canción, es que cambia totalmente de rollo y se vuelve un tanto más primitivo. Aunque no deja de ser un tema puramente electrónico, esta fábula apocalíptica, cuenta con un ritmo de lo más juguetón y un estribillo a la altura. Además, tiene un punto oscurete que me va bastante.

Cospedal’: no, no os asustéis, Betacam no se nos pone político en la última canción del disco. La referencia a la señora manchega tan solo está en el título y en esa pequeña pulla donde dice “vienen tiempos mejores, dice Cospedal, sabemos que es mentira, pero nos da igual”. Por lo demás, estamos ante un corte algo minimalista, que funciona de maravilla, y en el que el amor vuelve a ser el protagonista.

8,1

 

Anuncios

3 comments

  1. yellowsnow77 · mayo 18

    109.zippyshare.com/v/yRFep5t5/file.html

  2. flsh · mayo 18

    Después de tan elaborada descripción: ¡Tengo que escucharlo! Gracias.

  3. cals · mayo 18

    Yo también le voy a dar una oportunidad solo por que ha formado parte de Templeton una de las bandas que mas gustan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s