Still Corners – Slow Air

a1439164711_10

Estaba claro que, tarde o temprano, Still Corners tenían que cambiar el chip. Su dream-pop oscuro con tintes electrónicos no daba más de sí y, a pesar de que su anterior trabajo contaba con algún tema redondo, su fórmula se estaba agotando. Por eso han decidido cambiar de tercio en su nuevo álbum. Aunque, para ser justos, hay que decir que el cambio no es muy radical. Sí que se han quitado de encima su faceta más oscura, y la electrónica es mucho menos protagonista, pero su mundo ensoñador sigue siendo el mismo.

Una vez más, la banda inglesa adapta su música a la ciudad o el país donde residen. Si en sus anteriores trabajos servían de banda sonora para una fría y lluviosa Londres, en este, cambian de tercio. Y es que, el dúo, se mudó a Austin para grabar este disco, y el resultado no puede sonar más americano. Temas como ‘In The Middle of the Night’, ‘The Message’ o ‘Black Lagoon’, te transportan directamente al desierto americano. No obstante, el vídeo de ésta última, está grabado en la mítica Ruta 66. Incluso en un tema instrumental, y casi ambient, como es el caso de ‘Welcome to Slow Air’, podemos escuchar algún ingrediente puramente americano (esa slide guitar del final les delata).

Parte del álbum tiene un cierto toque a su pasado. Pero sí es cierto que se han relajado mucho. Si esperáis encontrar algún tema tipo ‘Berlin Lovers’ o ‘Lost Boys’, ya os podéis ir olvidando, aquí no hay nada de eso. Si hay buenos temas de dream-pop reposado, como es el caso de la preciosa ‘Bad Movies’, que casi parece una canción de los primeros Beach House. O esa bonita ‘Dreamlands’, la cual suena bastante luminosa. Aunque lo mejor viene en la épica ‘The Photograph’ y en su tormenta eléctrica final. Y, por si esto fuera poco, cuando recuperan su faceta más electrónica, se van hacia terrenos más esquivos. Solo hay que ‘Whisper’ y ‘Long Goodbyes’, que se mueven en un terreno más ambiental y cercano al mundo de las bandas sonoras. Afortunadamente, en ‘Fade Out’, sí que consiguen dar con un buen tema que se aproxima al synth-pop, el cual, evidentemente, acaba con un fade out.

Sí es cierto que necesitaban un cambio, pero, quizás, se les ha ido de las manos y andan un poco perdidos entre su mundo británico y su mundo norteamericano.

7,4

3 comentarios

  1. yellowsnow77 · agosto 23, 2018

    59.zippyshare.com/v/GziZKRLB/file.html

  2. Marco · septiembre 7, 2018

    No es como el anterior….pero a seguir dándole una oportunidad….

  3. Pingback: Still Corners – The Last Exit | Don't Eat The Yellow Snow

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s