The 1975 – A Brief Inquiry Into Online Relationships

A_Brief_Inquiry_into_Online_Relationships

Para bien, o para mal, según como se mire, el nuevo trabajo de The 1975 es uno de los discos más importantes de 2018. La banda británica ha encandilado a crítica y público con su tercer álbum, y ya son muchos los que comparan este trabajo con el “OK Computer” de Radiohead (sí, podéis soltar una carcajada). No obstante, son ellos los que han buscado esa comparación, e incluso han metido un tema como aquél ‘Fitter Happier’ en el que una voz sintetizada – en realidad era la de Yorke a través de un viejo programa de Mac- mostraba el desencanto de una vida artificial y sin apenas emociones. Solo que aquí lo han actualizado, mostrándonos esa vida artificial y sin emociones a través de un enganche a internet. Vamos, que es de lo más descarado (esa portada). Tampoco hay ninguna muestra de la coherencia que tenía la gran obra maestra de la banda de Oxford, y estamos ante un trabajo excesivamente ecléctico, en el que sobran un puñado de canciones. Además, tampoco hay nada del riesgo que sí tomaron Radiohead. Porque meter algún toque de jazz –bastante estándar, por cierto-, y algo de electrónica sucia, no es un riesgo.

Quitándonos de en medio esa comparación, que se cae por su propio peso, sí que hay cosas bastante interesantes en este “A Brief Inquiry Into Online Relationships”. Los de Manchester son buenos haciendo canciones de puro pop comercial. Porque temas como ‘TOOTIMETOOTIMETOOTIME’, en el que se acercan al pop tropical, o ese himno con sonido ochentero llamado ‘It’s Not Living (If It’s Not With You)’, son dos cortes para todos los públicos. Pero, una cosa no quita la otra, y la verdad es que están muy bien hechos. Aunque lo mejor del disco viene cuando se entregan a sus antepasados mancunianos, y se sacan de la manga ‘Give Yourself A Try’, donde llevan las enseñanzas de Joy Division al pop. Y a los ochenta también vuelven en ‘Love It if We Made It’, en la que se acercan al pop de estadio de una forma maravillosa. Luego tenemos los coqueteos con la generación millennial en la electrónica cacharrera de ‘How To Draw / Petrichor’, y en la trapera ‘I Like America & America Likes Me’, la cual, se me parece demasiado a la versión de La Zowi que hizo El Último Vecino. Dos temas que no están mal, pero que tampoco son muy destacables.

El gran problema de este disco, es que, al intentar cubrir tantos palos, se estrellan unas cuantas veces. Es el caso de ‘Sincerity Is Scary’, una moñada de canción en la que se intentan meter en el mundo del jazz y se quedan en el mundo de la sosería. Peor aún es ‘Mine’, en la que se casi parecen una mala imitación de Michael Buble. Y mucho peor son ‘I Couldn’t Be More In Love’, en la que, si se despistan, se convierten en Boyz II Men, y ‘I Always Wanna Die (Sometimes)’, donde se sacan de la manga una canción de más cinco de minutos, llena de épica facilona, y con la que tratan de epatar al oyente en la recta final del disco.

Estamos ante un disco pretencioso, en el que demuestran que, como grupo pop, saben lo que se hacen, pero en el que también dejan ver sus carencias a la hora de meterse en otros fregaos.

7,1

Anuncios

2 comments

  1. yellowsnow77 · 9 Days Ago

    22.zippyshare.com/v/zWIkZg8k/file.html

  2. DDS · 4 Days Ago

    Hola, tengo una duda, solo subes novedades? Me gustaría descargar la reedición de “Our mother the mountain” de Townes van Zandt, remasterizado, muchas gracias 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s