James Blake – Assume Form

james-blake-assume-form-1547481367-640x640

Por norma general, cuando comento que James Blake me resulta un tanto aburrido, la gente se suele sorprender y pone cara de “no tienes ni puta idea”. Tal vez sea cierto y me falte ese punto de sensibilidad que me haga apreciar su música como se merece. O tal vez no es para tanto. El caso es que, siempre que saca un nuevo disco, lo intento, y siempre me quedo a medias. Hay cosas que me gustan de su música, como los ritmos y las atmosferas que consigue, pero creo que se enrosca demasiado en su mundo, y sus canciones me terminan resultando un poco pesadas. Algo que parece que ha evitado un poco en su nuevo álbum, que es más directo que en otras ocasiones.

Assume Form” es un trabajo lleno de colaboraciones, como tiene que ser en pleno 2019, donde una canción importa más que en un disco entero. El músico británico no es tonto, y se ha rodeado de gente que está de plena actualidad. No solo Rosalía, que ya sabéis todos que es una de las colaboraciones estrella, también están por aquí Travis Scott o André 3000. Y es que, echando un vistazo rápido a su perfil de Spotify, se puede ver que su canción más escuchada, por mucho, además, es la que hizo con Kendrick Lamar y Future. Por eso no sorprende que se haya querido ir hacia esos sonidos un poco más centrados en la música urbana y el hip-hop. Tanto ‘Mile High’, como ‘Tell Them’, en las que colabora el rapero Metro Boomin, se van hacia ese sonido. Pero hay diferencias. La primera, que es en la que colabora Travis Scott, resulta bastante evidente y anodina (lástima que sea el single). Sin embargo, en la segunda, con Moses Sumney, que es un artista mucho más interesante que Scott, nos encontramos con unos sonidos que van más allá de la típica canción de hip-hop al uso. Algo que también sucede en la estupenda ‘Where’s The Catch?’, donde André 3000 pone su granito a de arena a una canción puramente James Blake. Y no puedo dejar de hablar de las colaboraciones sin mencionar ‘Barefoot in the Park’, toda una maravilla a dúo con Rosalía, que rezuma delicadeza y mete de lleno al británico en sonidos más cálidos (y radiables).

No creáis que lo mejor del disco está en las colaboraciones. De hecho, creo que los dos mejores cortes pertenecen únicamente a Blake. Se trata de ‘Into The Red’ y ‘Power On’, dos temas mucho más melódicos que de costumbre, en los que se le nota un poco más alegre. Sobre todo en la segunda, que al parecer está dedicada a su relación con Jameela Jamil –la genial Tahani en The Good Place-. Algo que también se puede apreciar en ese momentazo épico que aparece al final de ‘I’ll Come Too’, y en el rollo más esperanzador que deja ver en la estupenda ‘Can’t Belive The Way We Flow’. Y ojo con la preciosa canción que abre y da título al disco, que es una auténtica joya.

Sí es cierto que resulta su álbum más accesible hasta la fecha, y que estamos ante un James Blake menos introspectivo y más alegre. Y es que el amor hace mucho.

7,6

4 comentarios

  1. yellowsnow77 · enero 21, 2019

    25.zippyshare.com/v/iWFYb1EH/file.html

  2. danibcn · enero 21, 2019

    Gracias!

  3. flsh · enero 21, 2019

    Súper. Gx.

  4. Pingback: James Blake – Friends That Break Your Heart | Don't Eat The Yellow Snow

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s