Karen O & Danger Mouse – Lux Prima

lux-prima

Puede que Yeah Yeah Yeahs sea una de las bandas más perezosas de la actualidad. Su último disco data de 2013, y no tiene pinta de que este año vayan a sacar algo nuevo. Además, tampoco tocan mucho en directo, y son contadas las actuaciones que hacen cada temporada. Quizá, por eso, Karen O va picoteando de aquí y allá, haciendo colaboraciones, o canciones para películas. Aunque los otros miembros no están parados, porque veo que el guitarrista acaba de entrar a formar parte de The Rentals, y el batería tiene un proyecto en solitario de jazz experimental. ¿Se habrán separado? Espero que no.

Lo que nos ocupa hoy, es esta nueva aventura que se ha montado Karen O con Danger Mouse, productor de lujo y miembro de Gnarls Barkley y Broken Bells. Una unión curiosa que, por supuesto, da unos resultados igual de curiosos. No puedo decir que funcione en todo momento, pero creo que sí están bien coordinados. No obstante, Mouse es un rey del sonido y la producción, y siempre está bien escuchar la voz de la neoyorquina. Así que, cuando los astros se alinean, aparecen los buenos momentos. Es el caso de ‘Woman’, todo un trallazo de neo-soul, que casi parece un remix Yeah Yeah Yeahs hecho por el propio Mouse. También funcionan esa especie de pop sesentero al que se asoman en ‘Leopard’s Tongue’, y el folk cósmico de ‘Ministry’. El resto ya es más irregular.

Se han venido un poco arriba empezando el disco con el tema de nueve minutos que le da título. Aunque se podría decir que son tres cortes en uno, porque tiene tres partes muy diferenciadas. Primero, una especie de intro ambiental, y algo espacial, que pasa a un llamativo r&b lo-fi, y que termina con una parte que bien podría haber salido de un disco de Air. Una canción que sirve de resumen para lo que nos encontramos en el resto del álbum. Porque ese soul cósmico también aparece en la deliciosa ‘Turn The Light’, y el pop etéreo es el protagonista de la algo sosa ‘Drown’. Además, en la preciosa ‘Reveries’, se adentran en terrenos lo-fi para irse hacia un folk que acaba de forma un tanto épica. De hecho, se podría decir que el único tema de rock es ‘Redeemer’, y tampoco es que sea muy destacable. Casi prefiero el pop chanson de ‘Nox Lumina’, con la que cierran el álbum.

No se puede decir que sea un álbum perfecto, pero sí que se han coordinado bien y han creado un trabajo coherente que tiene algunos momentos notables.

7,5

Anuncio publicitario

4 comentarios

  1. yellowsnow77 · marzo 15, 2019

    93.zippyshare.com/v/jNDPPhSf/file.html

  2. flsh · marzo 15, 2019

    Gracias.

  3. Ines da Rosa · mayo 27, 2019

    para mí es un disco perfecto, muchas gracias

  4. Pingback: Yeah Yeah Yeahs – Cool It Down | Don't Eat The Yellow Snow

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s