Charly Bliss – Young Enough

charly bliss

Lo primero que me ha venido a la cabeza al escuchar el nuevo trabajo de Charly Bliss, es que suena como si a Carly Rae Jepsen le hubiera dado un ataque guitarrero. Casualmente, ahora leo que, la cantante canadiense, ha sido una de las principales influencias del grupo neoyorquino a la hora de componer las canciones de su segundo álbum. Bueno, ella, el “Melodrama” de Lorde, y la música de The Cars, así que, en un principio, nada puede salir mal.

Young Enough” supone un cambio importante en el sonido de este cuarteto de Brooklyn, que ha pasado del indie-rock noventero de su primer trabajo, a meterse de lleno en sonidos más propios de la nueva ola ochentera. Desde luego, para mi gusto, el cambio ha sido a mejor, y parece que no soy el único que piensa, porque el disco está recibiendo unas críticas de lo más entusiastas.

No os voy a engañar, estamos ante un disco que trata de ser lo más comercial posible. Cuenta con una producción grandilocuente, obra de Joe Chiccarelli (U2, The Killers, Beck o The Strokes), en la que resaltan bastante los teclados, y en la que las guitarras están bastante más limpias que en su debut. Algo que ayuda a sus nuevas composiciones, que son de puro pop acelerado, y que están llenas de estribillos y melodías que te atrapan a la primera escucha.

Quizá, nos engañen un poco con ‘Blown To Bits’, el tema inicial, donde las guitarras sí que suenan más potentes y se centran un poco en lo que hacían en su primer trabajo. Pero enseguida se van al pop sin tapujos en ‘Capacity’, la semi-balada que viene a continuación. Aunque lo mejor viene en las canciones en las que se aceleran un poco y se convierten en algo así como en unos Transvision Vamp del siglo XXI. Es el caso de la estupenda ‘Under You’, o de ese hit en potencia que es ‘Hard To Belive’. Y es que, lo de dar importancia a los teclados, no ha podido ser mejor idea. Porque no solo funciona en este tipo de temas, también en algunos más reposados, como el que da título al álbum, que es una pequeña joya pop, que tiene su mejor momento en ese aporreo de teclas que entra a partir del tercer minuto.

Llegados a este punto, muchos os preguntareis donde está la influencia de Carly Rae Jepsen. Muy fácil, solo hay que escuchar ‘Camera’ o ‘Chatroom’, los que, probablemente, son los dos cortes más pop del disco. Y ojo, porque aquí también están acertados. Sobre todo en la primera, que también cuenta con un tufillo a The Cars importante.

Con este trabajo, Charly Bliss demuestran que el rock más comercial también puede resultar de lo más interesante. Aunque sea tirando de nostalgia ochentera.

8

Anuncios

Un comentario

  1. yellowsnow77 · mayo 14

    69.zippyshare.com/v/u5IHf4FK/file.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s