Drab Majesty – Modern Mirror

drab majesty

Drab Majesty van a por todas. El proyecto de Andrew Clinco, o Deb Demure, que es su nombre artístico, se ha convertido en uno de los grandes valores del nuevo pop gótico. Lo han hecho poco a poco, definiendo su sonido en cada disco, y escalando en popularidad con cada entrega. Hasta llegar a este tercer trabajo, donde han tirado la casa por la ventana, yéndose a grabar a Grecia junto a Josh Eustis (Telefon Tel Aviv), y puliendo su sonido hasta convertirlo en algo totalmente asequible para el gran público. El resultado no puede ser mejor, y se puede decir perfectamente que estamos ante su mejor trabajo.

Lo primero que llama la atención de “Modern Mirror”, es que es bastante menos electrónico que su predecesor. Más que nada, porque las guitarras suenan más distorsionadas, y las canciones tienen una estructura más cercana al rock. Pero, contradictoriamente, es un trabajo mucho más pop. Solo hay que escuchar un tema como ‘The Other Side’, en el que sí que se ponen un poco más electrónicos, y se meten de lleno en un mundo un tanto más new-romantic. Y lo hacen a lo grande, porque se han sacado de la manga un estribillo brillante al que es imposible resistirse. Como es imposible resistirse a ‘Dolls in the Dark’, el que podríamos calificar como el himno synth-pop del disco.

No pueden negar que The Cure ha sido una gran influencia en este trabajo. Tanto en su lado más oscuro, como en su lado más luminoso. Y es que, la banda de Robert Smith nos ha dejado enseñanzas para unos y para otros. Ahí está ‘Elipsis’ y sus guitarras limpias y efusivas. Algo a lo que también recurren en ‘Oxytocin’. Pero también saben cómo adentrarse en un mundo más oscuro e introspectivo. Lo hacen muy bien ‘Noise of the Void’ y ‘Long Division’, las dos baladas del disco, las cuales son una auténtica delicia. Sobre todo la segunda, donde se acercan a terrenos más dream-pop. Aunque, eso sí, para acabar el disco, vuelven a su lado más pop y más luminoso, dejándonos ‘Out of Sequence’, una canción maravillosa donde las guitarras limpias vuelven a convertirse en las protagonistas.

No cabe duda de que estamos ante el disco de confirmación de Drab Majesty, y el trabajo que les puede abrir las puertas a un público más allá del mundo gótico. Y es que, es uno de los álbumes de este 2019.

8,2

7 comentarios

  1. yellowsnow77 · julio 12, 2019

    mediafire.com/file/4qh2nabeib85h6y/espejo_moderno.zip/file

  2. jcarlos · julio 12, 2019

    disco genial …no se si atreverme a decir que me recuerda a the mary onettes..al menos un poco

    • yellowsnow77 · julio 12, 2019

      Recuerda a bastantes cosas, a mí también me recuerdan a DIVV. Pero están muy bien.

  3. Pingback: 40 discos de 2019 | Don't Eat The Yellow Snow
  4. Pingback: Choir Boy – Gathering Swans | Don't Eat The Yellow Snow
  5. Pingback: Private World – Aleph | Don't Eat The Yellow Snow
  6. Pingback: Korine – The Night We Raise | Don't Eat The Yellow Snow

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s