Marika Hackman – Any Human Friend

a0084904430_10

Son muchos los discos que a lo largo de la historia de la música han servido como terapia tras una ruptura sentimental. Y es que, nada mejor que reflejar toda tu frustración, tristeza y enfado en una colección de canciones. La última en hacerlo ha sido la artista británica Marika Hackman, que, tras romper con Amber Bain (The Japanese House), escribió los temas que forman su tercer trabajo. Solo que ella ha ido más allá, y en este nuevo álbum, nos deja un buen puñado de canciones que hablan sobre la masturbación femenina, el sexo queer y el patriarcado. Además de la natación, su nueva pasión.

Aunque podríamos meter a Hackman dentro del pop, siempre ha tenido un punto más experimental que la diferenciaba de sus compañeras de escena. Hasta ahora, porque, en este “Any Human Friend”, parece que se ha quitado un peso de encima (lo siento Amber), y está más directa y asequible que nunca. Solo hay que escuchar ‘The One’ y ‘I’m Not Where You Are’, los dos singles previos del álbum, en los que no tiene problema en hacerse con un estribillo redondo y una melodía de lo más pegadiza. Eso sí, aderezados con una guitarra un tanto sucia y distorsionada. Unas directrices que también sigue en la explicita, y estupenda, ‘Hand Solo’ (“I gave it all, but under patriarchal law, I’m gonna die a virgin”), o en la krautrockera ‘Conventional Ride’.

A lo largo del disco, Hackman también saca un hueco para relajarse un poco. Y lo hace muy bien en ‘All Night’ y en ‘Send My Love’, que son lo más parecido a una balada que encontramos en el álbum. Además, la segunda, tiene un punto más experimental, que le da bastante rollo. Pero, quizá, lo más curioso del disco, sea ‘Blow’, un tema que recuerda bastante al dream-pop de The Japanese House, el proyecto de su ex. Y bueno, ‘Hold On’ y ‘Any Human Friend’, los dos temas finales, también resultan curiosos. Más que nada, porque se salen un poco del tono más asequible que tiene el resto del álbum. Aunque eso no quiere decir que sean peores, es más, el tema titular, es una delicia.

Me alegro mucho de que Marika Hackman se haya lanzado al pop sin complejos, porque la verdad es que se le da bastante bien, y sabe sonar asequible sin necesidad de perder su personalidad.

7,8

2 comentarios

  1. yellowsnow77 · agosto 20, 2019

    mediafire.com/file/t0hj79w8isn2izs/Marika.zip/file

  2. Pingback: 40 discos de 2019 | Don't Eat The Yellow Snow

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s