Ezra Furman – Twelve Nudes

Ezra-Furman-Twelve-Nudes_Album-Packshot-1440x1440

Mirado desde fuera, puede parecer que el 2018 pasado fue un gran año para Ezra Furman. Su anterior trabajo, el estupendo “Transangelic Exodus”, recibió unas críticas estupendas y, además, tuvo la oportunidad de participar en “Sex Education”, una de las series con más éxito de la temporada. Pero, al parecer, no fue así. Por lo menos en el plano personal. Y es que, como persona queer, Furman no está muy contento con la situación que vive su país, por eso se encerró con su grupo en un estudio de Oakland, bebieron, fumaron, y parieron las partes más ruidosas del que es su nuevo disco. Tanto, que incluso llegó a lastimarse la voz. De ahí que diga que es “su disco punk”.

Según Furman, este “Twelve Nudes” tiene dos héroes personales que le han inspirado. La primera es la a poetisa, filósofa y ensayista canadiense Anne Carson, cuyo trabajo ha servido de inspiración para el título del álbum. Y el segundo no es otro que el tristemente fallecido Jay Reatard. Y es que, estas once canciones, cuentan con la fuerza que tenía la música del de Memphis, pero también con ese punto melódico que la hacía más interesante. Así que, entre berridos, distorsiones, y suciedad, nos encontramos con 28 minutos absolutamente irresistibles, llenos de grandes melodías, y deliciosos estribillos.

El disco se abre con Furman pidiéndonos un poco de calma en ‘Calm Down aka I Should Not Be Alone’. Y lo hace de la forma menos calmada posible, porque es uno de los cortes más sucios y efusivos del disco. De hecho, no me extraña que se dejara la voz grabándolo. Una suciedad que también aparece en temas como ‘Rated R Crusaders’, en la estupenda ‘Thermometer’, que cuenta con un punteo irresistible, o en esa ‘What Can You So But Rock ’n’ Roll’ con la que cierra el álbum. Pero hay mucho más que este tipo de canciones. Furman se ha sacado la manga una colección de canciones sumamente atractivas, y lo que es mejor, ese toque Springsteen que ya tenía su anterior trabajo, sigue muy vivo. Así, nos encontramos con temas sucios y desgarrados, pero altamente melódicos. Es el caso de ‘Evening Prayer aka Justice’, ‘Transition From Nowhere to Nowhere’, de la efusiva ‘My Teeth Hurt’, o de esa hostia de realidad que le mete a la sociedad norteamericana en ‘In America’. Además de ‘I Wanna Be Your Girlfriend’, una balada retro que es una auténtica delicia.

Ezra Furman va mejorando su propuesta en solitario con cada disco que va editando, y ya nadie puede negar que es de lo mejor que hay en el rock norteamericano actual. Además, cuenta con compromiso social, y no tiene reparos a la hora de denunciar las mierdas de su país, y eso siempre es un plus.

8

4 comentarios

  1. yellowsnow77 · septiembre 2, 2019

    mediafire.com/file/nenfxco3mduhksd/ezra_punk.zip/file

  2. luis javier martinez · septiembre 3, 2019

    Qué buen álbum!!! Gracias.

  3. Pingback: 40 discos de 2019 | Don't Eat The Yellow Snow
  4. NattaLy Castillo · septiembre 17, 2020

    Espectacular!!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s