Frankie Cosmos – Close It Quietly

FRANKIE COSMOS

Greta Kline sigue a su ritmo. La artista neoyorquina ha convertido Frankie Cosmos en uno de los proyectos más prolíficos de la escena indie-pop de la actualidad, yendo a disco por año, y aumentando la duración en cada entrega. Además, no contenta con eso, este año también ha publicado una serie de canciones al piano. Así que aquí estamos, con la cuarta colección de canciones de Frankie Cosmos en cinco años. Y ojo, porque no es que haya cambiado mucho su propuesta. Por no decir que no ha cambiado nada.

Close It Quietly” es otro disco de madurez, en el que nos encontramos con una Greta Kline que, a sus 25 años, sigue buscando su hueco en este mundo. Temas que hablan de amor, pero también de apatía, y de cierto cansancio. Musicalmente, estamos en el mismo punto en el que lo dejamos el año pasado. Sí puede que suene más esplendoroso, y que haya más sensación de banda al completo, que de proyecto en solitario de la propia Kline. Y eso ya es un punto a favor, porque se nota lo cómoda que está con su banda, y lo fácil que ha sido grabar este disco al lado de su casa.

Una de las cosas que me han gustado de este trabajo, es que, por momentos, ha endurecido algo su indie-pop de siempre. Así, nos encontramos con temas como ‘Moonsea’, donde la distorsión entra en el estribillo, o ‘So Blue’ y ‘I’m It’, que se acercan al indie-rock de los noventa. Además de una canción como ‘Never Would’, en la que se pone más oscura que nunca. Y es que, a lo largo de 21 canciones, le da tiempo a irse hacia otros caminos un poco diferentes. Eso sí, no acierta en todas las ocasiones. Sí que resultan interesantes los cortes donde los teclados aparecen, como ‘Cosmic Shop’ y ‘Windows’, o una canción como ‘Rings (On a Tree)’, en la que se ponen un poco más desenfadados. Además de sus ya clásicos, pero muy efectivos, temas de indie-pop, donde entran ‘41st’, ‘Actin’ Weird’, o ‘Wannago’. Lo malo, es que, hacia el final, se lía un poco con cortes menos inspirados y más tranquilos. No le funciona muy bien ponerse introspectiva en ‘Marbles’, ‘A Hit’ y ‘With Great Purpose’, que no casan mucho con el resto del álbum. Y más cuando, inmediatamente después, y para cerrar el álbum, meten ‘This Swirling’, en la que vuelven al indie-pop de manual.

Se les ha ido la mano con el número de canciones, y eso que, aunque sean muchas, no llegan ni a los cuarenta minutos. Pero, al final, su propuesta, no es muy variada, y teniendo en cuenta lo prolífica que es Kline componiendo, termina resultando un poco más de lo mismo. Quizá debería tomarse un pequeño descanso.

7,3

Anuncios

Un comentario

  1. yellowsnow77 · 10 Days Ago

    mediafire.com/file/74j7kd50lcdnz76/frankie.zip/file

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s