(Sandy) Alex G – House of Sugar

SANDY ALEX G

Tengo que reconocer que no soy muy seguidor de la música de (Sandy) Alex G. El artista de Filadelfia es uno de los abanderados de la etiqueta bedroom-pop, pero su lado más experimental ha hecho que su propuesta no termine de cuajar conmigo. Hasta ahora, claro, porque, como la gran mayoría de estos músicos que empiezan haciendo algo más innovador, al final se ha ido hacia mundos más clásicos. Y es que, lo que encontramos en su nuevo trabajo, no es otra cosa que un folk y un pop con tintes de psicodelia que no tiene nada de nuevo, pero sí es bastante interesante.

House of Sugar” es su tercer trabajo para el sello Domino, pero debe de ser como el octavo de su carrera (casi es imposible saber cuántos trabajos tiene). Y es que, es un artista de lo más prolífico, que también cuenta con varios Eps y unos cuantos singles. El caso es que, aquí, se ha ido un poco a lo fácil, y la verdad es que se lo agradezco. Porque temas como ‘Hope’, ‘Gretel’ o ‘In My Arms’, son una delicia. Más que nada, porque se le da muy bien lo de acercarse a un rock acústico y perezoso, con algún tinte de psicodelia. Pero, incluso, cuando se pone un tanto más clásico todavía, nos deja cortes tan bonitos como ‘Cow’ o ‘Crime’. Y si ya nos vamos a esa ‘SugarHouse’ que cierra el disco, nos encontramos con que el chico también es seguidor de Bruce Springsteen.

Menos interesante me parece su lado más experimental. Más que nada, porque, aunque todo suena muy bien, hay momentos en los que parece que se olvida de crear una canción. Así, nos encontramos con una ‘Walk Away’ inicial, en la que juega a doblar voces durante cuatro minutos, o piezas casi instrumentales como ‘Taking’ y ‘Near’, en las que tira sin pudor hacia el mundo de la onomatopeya. Además de ponerse a jugar con las cajas de ritmos en ‘Project 2’ y ‘Bad Man’. Lo bueno es que resulta interesante el sonido que saca, pero, al final, no dejan de parecerme retazos de canciones. Me gusta mucho más un tema como ‘Southern Sky’, en el que se vale de una instrumentación más clásica, capitaneada por un piano, para crear una preciosa canción.

Está claro que Alex Giannascoli tiene talento, pero sí es cierto que, para mi gusto, le falla un poco esas ganas de irse por las ramas en ciertas ocasiones. Más que nada, porque no le hace falta: sus canciones son buenas sin meterle cosas innecesarias.

7,8

2 comentarios

  1. yellowsnow77 · septiembre 20, 2019

    mediafire.com/file/n5ji5euuf1qvgxn/casa_del_azucar.zip/file

  2. Pingback: 40 discos de 2019 | Don't Eat The Yellow Snow

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s