Yves Tumor – Heaven To a Tortured Mind

Yves Tumor

Sean Bowie, más conocido como Yves Tumor, se ha convertido en uno de los artistas más interesantes del panorama actual. El de Miami, se llevó los elogios de la crítica con su anterior trabajo, el estupendo «Safe in the Hands of Love«, un álbum en el que mezclaba su faceta más experimental con un lado más pop. Ahora, dos años después, nos entrega su cuarto trabajo, y parece que se ha decantado por dar más visibilidad a ese lado más «amable» de su música. Eso sí, dentro de que, su propuesta, es de todo, menos convencional.

«Heaven To a Tortured Mind» se abre con ‘Gospel For a New Century’, una canción con la que deja claro por dónde van los tiros. Porque sí, se podría decir que estamos ante una fusión de gospel, soul, rock, r&b, y todo lo que se le ponga por delante. De hecho, creo que se ha fijado bastante en los primeros TV On The Radio, porque, a la mínima que puede, se suelta la melena con la guitarra. Eso sí, no se ha olvidado de ese toque apocalíptico que ya tenia su música. Con lo que, quizá, estamos ante un disco un tanto excesivo, pero absolutamente brillante.

Para crear este trabajo, ha contando bastante ayuda (la lista de créditos es más larga que un día sin pan), pero lo mejor son las voces femeninas invitadas. Son pocas las canciones que no cuentan con una de estas artistas, y la verdad es que es todo un acierto. Porque, al final, le dan un toque más pop a sus canciones. Así, nos encontramos con la voz suave de Diana Gordon en la fantástica ‘Kerosene!‘, una canción que representa muy bien el sonido de este trabajo, y esa fusión de soul y rock que planea en muchos momentos del álbum. Algo parecido a lo que ocurre con ‘Romanticist‘, que cuenta con la voz de Kelsey Lu, y que es algo más cruda y futurista. Y la que participa por partida doble, es Julia Cuming, cantante de Sunflower Bean. Primero la encontramos en la rockera ‘Dream Palette‘, y un poco más tarde ‘Strawberry Privilige‘, en la que aparece el Yves Tumor más amable del todo el disco.

Yves Tumor también demuestra que no le hacen falta voces invitadas para conseguir diferentes tipos de sensaciones con sus canciones. Ahí está la crudeza de ‘Medicine Burn‘, con esa guitarra que se lo come todo; el soul sucio de ‘Identity Trade‘; la delicadeza de ‘Hasdallen Lights‘, o el toque bailable de ‘Asteroid Blues‘, donde nos encontramos un bajo de lo más brutal. Eso sí, para cerrar el álbum, vuelve a contar con una voz invitada. En este caso es la de Clara La San, que aporta su talento a ‘A Greater Love‘, otra de esas canciones de soul futurista que inundan este trabajo.

8

3 comentarios

  1. yellowsnow77 · abril 7, 2020

    mediafire.com/file/yrkiguo9v43yfug/mente_torturada.zip/file

  2. Pingback: 2020: 40 discos que nos han servido como vía de escape | Don't Eat The Yellow Snow
  3. Pingback: Yves Tumor – The Asymptotical World Ep | Don't Eat The Yellow Snow

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s