Choir Boy – Gathering Swans

Dais Records se está convirtiendo en uno de mis sellos favoritos. La discográfica norteamericana, casa de Drab Majesty o Riki, se ha especializado en sonidos, mayormente oscuros, los cuales, suelen beber de los ochenta. Pero no solo de oscuridad vive este sello de Los Angeles, porque Choir Boy, uno de sus últimos fichajes, es un tanto más luminoso que el resto de sus propuestas. Esta banda, formada por cuatro chicos de Salt Lake City, también bebe de la década de los ochenta, pero desde una perspectiva más pop. Y sí, aunque su estética remite a la de grupos más post-punk, sus canciones juegan con muchas vertientes del pop.

Gathering Swans” es su segundo trabajo, y el primero para Dais Records. Estamos ante un álbum algo ecléctico, en el que se dejan llevar por muchos tipos de sonidos. Solo hay que escuchar ‘It’s Over’, el tema que lo abre. Una canción que, como todo el disco, tiene un aire tremendo a los ochenta. Y es que, se les da bien ese pop elegante con toques sintéticos tantos adeptos tuvo en aquella década. Algo que les emparenta directamente con los últimos Wild Nothing. Ahí están las estupendas ‘Shatter’ y ‘Eat The Frog’ para dar buena muestra de ello.

Lo que más me ha gustado de este trabajo es ‘Toxic Eye’. De hecho, se ha convertido en una de mis canciones favoritas de los últimos días. Y es que, ese toque elegante que le da el saxo, y el protagonismo que tienen los teclados, junto con esas guitarras algo The Cure, la convierten en una pequeña joya. Además, cuenta con un estribillo onomatopéyico que es una delicia. Pero ojo, que también saben como acercarse a The Drums en ‘Complainer’, o ponerse más oscuros y salir triunfantes en ‘Sweet Candy’. Y si nos vamos a ‘Happy to Be Bad’, vemos que no se les da nada mal jugar con otro tipo de ritmos algo más agresivos. Eso sí, donde no están acertados es en las baladas. Porque, aunque ‘Nites Like This’ tiene su punto, sus casi seis minutos terminan resultando un poco cansinos. Y el tema titular del álbum, que también lo cierra, le ha quedado de lo más aburrido. Pero bueno, para ser ecléctico, hay que probar muchos palos, y no siempre se puede acertar.

7,5

4 comentarios

  1. yellowsnow77 · mayo 12, 2020

    mediafire.com/file/y5ezisnn7umndss/el_chico_del_coro.zip/file

  2. marco p · mayo 21, 2020

    Muy interesante gracias! Soy más hacia Complainer….

  3. Pingback: Private World – Aleph | Don't Eat The Yellow Snow
  4. Pingback: Soft Kill – Dead Kids, R.I.P. City | Don't Eat The Yellow Snow

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s