Claud – Super Monster

Claud se ha convertido en una de las nuevas estrellas de ese pop de dormitorio que tantas alegrías nos está dando en los últimos años. Aunque también hay que decir que esto ya no tiene nada de “bedroom-pop”. Y la verdad es que se agradece que su álbum de debut, y la primera referencia del sello que ha creado Phoebe Bridgers, suene de maravilla. Más que nada, porque, a sus 21 años, Claud ha dado con un sonido fresco, en el que el pop vigoroso se convierte en el protagonista.

Super Monster’ es un trabajo en el hay bastantes guitarras, pero también las capas de teclados y las cajas de ritmos juguetonas. Esa mezcla de ingredientes, junto a unas letras que hablan de primeros amores, y de mundos binarios y LGTBI+, hace que sus canciones funcionen a la primera. De hecho, hacía tiempo que no escuchaba una canción que se me quedara grabada en la cabeza al instante. Eso es lo que me ha pasado con “Overnight”, el delicado corte que abre el disco, y en el que nos muestra su faceta más melosa, y más Clairo. Una artista con la que comparte parte de su sonido y una buena amistad. De hecho, aunque aparezca bajo el nombre de Sally, que es el grupo que crearon juntas el año pasado, la estrella invitada en la última canción no es otra que la propia Clairo. Y ojo, porque dentro de este lado más lánguido, también funcionan de maravilla la ensoñadora “Soft Spot” y esa pequeña joya llamada “Ana”.

A pesar de que su forma de cantar no es muy variada y siempre se mueve desde la perspectiva más lánguida, sí que, musicalmente, estamos ante un disco más o menos variado. O lo por lo menos ante uno en el que no le importa cambiar de ritmo a menudo. Así, nos encontramos con temas de pop juguetones y dulces, como es el caso de “Gold” y “That’s Mr. Bitch”, en la que, por cierto, casi se le va la mano y se acerca a Avril Lavigne -afortunadamente, se queda a las puertas-; con algún coqueteo con el dubstep británico en la estupenda “In-Or-In-Between”, o con un maravilloso corte de indie-rock como “Cuff Your Jeans”. Además de la potente y ensoñadora “Guard Down”, y de ese acercamiento al R&B que es “Pepsi”. Y, para terminar, la maravillosa “Falling With The Rain”, en la que, como ya comentaba más arriba, comparte protagonismo con Clairo.

El punto negativo del disco es que, quizá, es demasiado facilón. Y no es que yo esté en contra de que un disco de pop sea de consumo fácil, pero sí es cierto que, al igual que entra rápido, también se va rápido de nuestra cabeza. Espero equivocarme y que no sea así, pero creo que para cuando llegue el verano ya nos habremos olvidado de este trabajo.

7,7

2 comentarios

  1. yellowsnow77 · febrero 17

    mediafire.com/file/azjmlv7jxpaf29h/super+monstruo.zip/file

  2. Pingback: Clairo – Sling | Don't Eat The Yellow Snow

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s