Rata Negra – Una vida vulgar

Rata Negra se han convertido en una de nuestras bandas más internacionales. Y lo curioso es que lo han hecho con muy poca repercusión en nuestro propio país. El trío de Madrid, que cuenta con dos antiguos miembros de Juanita y los Feos, recibe elegios de la prensa extranjera con cada uno de sus lanzamientos – en Stereogum los adoran-, cuentan con una distribución internacional, y hasta el mismísimo Iggy Pop los ha pinchado en su programa de la BBC. Y todo esto cantando en castellano y con un sonido que recuerda a cosas muy de aquí – la influencia de los grupos punk madrileños de los primeros 80 es evidente-. Así que lo suyo tiene bastante mérito.

Una vida vulgar’ es su tercer trabajo, y según la propia nota de prensa de su sello internacional, también es su trabajo más pop. Y la verdad es que no puedo estar más de acuerdo, porque están sembrados en cuanto melodías y estribillos. Algo que, por otro lado, tampoco sorprende mucho, porque ya demostraron que pueden sonar mucho más pop en aquella estupenda versión del “Problemas no” de Diseño que hicieron en 2019. Y todo esto sin olvidar su energía punk, y con una sección rítmica vibrante que ya quisieran muchos.

Van a toda leche desde el minuto uno, y casi es imposible no sentirte atraído por esa energía que desprenden los primeros cortes del álbum. Además, como se les escapa algún teclado que otro de vez en cuando, sus composiciones ya se convierten en absolutamente irresistibles. Ahí está la más popera “El escarmiento”, que cuenta con uno de los estribillos más pegadizos del álbum. O la potente “Desconfía de ese chico”, la cual es mucho más punk, pero igual de irresistible. Además, sus letras, siempre tétricas y con referencias a la muerte, no pueden molar más -también he llegado a la conclusión de que no les gusta mucho trabajar-. Solo hay que escuchar “Maldición” para darse cuenta.

La mayor sorpresa de este trabajo llega con “Cuando me muera”, donde se relajan y se meten de lleno en sonido Phil Spector. Toda una deliciosa balada de aires sixties que, como no podía ser de otra manera, cuenta con el mítico ritmo del “Be My Baby”. Eso sí, es un pequeño descanso para seguir disfrutando de su punk acelerado en la segunda parte del disco. Y ojo, que no bajan la guardia, porque cortes como “En la playa”, con su toque surf, o el ultra pegadizo, y algo Pegamoide, “Radar de novedades”, son estupendos. Además de esa melódica fabula oscura llamada “Romance de lobos” con la que cierran este estupendo disco.

8

Un comentario

  1. yellowsnow77 · abril 27

    mediafire.com/file/5te57snuwcq9avz/black+rat.zip/file

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s