The Chills – Scatterbrain

A estas alturas de su carrera, que ya abarca más de cuarenta años, The Chills solo pueden hacer una cosa: componer grandes canciones de pop. La banda neozelandesa, pionera de aquel Dunedin Sound que han mamado tantos grupos en las últimas cuatro décadas, ya no va a descubrir nada, pero sí que puede obsequiarnos con buenos temas. Y eso es precisamente lo que hacen en su nuevo trabajo. Un disco un tanto más variado que los dos anteriores, y quizá más pop, que no sorprenderá a nadie, pero que sí que es muy disfrutable.

Scatterbrain’ llega tras ‘The Chills: The Triumph & Tragedy Of Martin Phillipps’, el documental sobre el líder de la banda que tan bien recibido fue en 2019 -pasó por un buen motón de festivales y tuvo una muy buena acogida en las salas de su país-. Esa película era un retrato honesto del músico neozelandés, en el que no solo habla de su trayectoria musical, también lo hace de su lucha diaria con la Hepatitis C. Y parece que esa sinceridad se ha contagiado en las letras de este álbum, la cuales, sobre todo, hablan de la madurez.

El nuevo álbum de The Chills se abre yéndose a lo fácil. “Monolith” es el clásico tema del grupo de Nueva Zelanda. Es decir, guitarras que no rugen mucho, un ritmo más o menos acelerado, y un órgano un tanto juguetón. Y la verdad es que les sigue funcionando muy bien esta fórmula. Como bien muestran en “Little Alien” y en “Worlds Within Worlds”, los dos otros cortes de este palo que hay en el álbum. Pero, como ya he dicho antes, estamos ante un disco muy variado.

Los de Dunedin se atreven un poco con todo en este trabajo. Así, nos dejan “You’re Immortal”, donde no se cortan un pelo a la hora de rendir un homenaje a Love -esas trompetas les delatan-, o dos temas como “Hourglass” y “Caught In My Eye”, en los que no tienen ningún problema en bajar el ritmo y entregar dos bonitas baladas. Y si nos vamos al tema titular, nos encontramos con un corte más oscuro y crudo, algo que también les gusta hacer de vez en cuando. Eso sí, se dejan el mejor corte del disco para último momento. “The Walls Beyond Abandon” es una bonita canción de pop, en la que unos teclados y unas cuerdas un tanto tímidas, se alinean con uno de esos estribillos redondos marca de la casa.

The Chills siguen siendo infalibles a la hora de hacer buenas canciones pop, y su último trabajo es otra muestra más de ello.

7,9

Un comentario

  1. yellowsnow77 · mayo 17

    mediafire.com/file/c2d5ohsqe0zzxfs/cerebro.zip/file

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s