Veik – Surrounding Structures

Últimamente, cuando me dispongo a escuchar música un tanto oscura, prefiero que se vaya hacia caminos menos trillados. La saturación post-punk que hemos tenido en las últimas dos décadas, llena de clones de Joy Division sin chicha, y con camisetas de la banda Manchester en todas las grandes tiendas de ropa, me ha hecho desconfiar de buena parte de estos grupos. Por eso prefiero a las bandas que, dentro de ese mundo, se esfuerzan en hacer algo diferente. Y ahí es donde entran los franceses Veik, que debutan con un álbum algo difícil, pero, a la vez, muy atrayente.

Surrounding Structures’ es un trabajo que tiene dos ingredientes principales. Por un lado, tenemos las guitarras algo crudas y densas, que son las que los acercan al mundo post-punk. Sin embargo, por el otro, tenemos una capa de sintetizadores analógicos que hacen que se adentren en mundos krautrock. Y hay que reconocer que esa fusión es lo que hace que este disco sea de lo más interesante. Bueno, eso, y una clara obsesión por salirse de los convencionalismos musicales. Además de unas letras que reflejan la apatía y la ansiedad del mundo en el que vivimos. Aunque ellos aseguran que no es un disco político, y que solo reflejan lo que tienen alrededor.

Aunque, como ya he dicho, no se van a lo fácil, en sus canciones siempre hay algo que te termina enganchando. Solo hay que escuchar la hipnótica “Difficult Machinery”, que abre el álbum dejando claro que han absorbido muy bien las enseñanzas de Neu! y Can. O esa “Singularism” que viene a continuación, donde la crudeza y pesadez inicial, se convierte en algo mucho más melódico en su parte final. Y todo por uno de esos sintetizadores analógicos que manejan tan bien. Y ojo, que también tienen tiempo para acercarse al synth-pop. Es el caso de “Political Apathy”, una canción en la que analizan aquellas protestas de los chalecos amarillos que inundaron Francia (y media Europa) en 2018. Y lo hacen con un ritmo más acelerado de lo habitual, y entregando el estribillo más fácil del disco.

Si es cierto que, a medida que van pasando las canciones, el disco se va yendo hacia caminos más abruptos. Pero, aun así, logran triunfar. Ahí está “Life Is a Time Consuming Experience”, donde se lo toman con toda la calma del mundo, pero donde también consiguen emocionar con esa preciosa línea de sintetizador. O esa locura kraut que supone “Château Guitar”, la cual es una absoluta barbaridad. Además de lo bien que llevan los seis minutos de densidad con los que cuenta “Downside (I Wanna Know)”, en la que presentan su lado más post-punk.

Lo dicho: dame oscuridad, pero hazlo de una forma diferente.

7,7

Un comentario

  1. yellowsnow77 · julio 15

    mediafire.com/file/w35xdj5mu4mesk4/ESTRUCTURAS.zip/file

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s