Wavves – Hideaway

Nathan Williams ha tenido una carrera un tanto irregular con Wavves. La banda de punk-pop estalló con dos discos brillantes llenos de canciones enérgicas que no dejaban de lado las buenas melodías. Pero, poco a poco, fue bajando el nivel y cayendo un poco en el olvido. Lo que hizo que su antigua discográfica (Warner) le echara y que tuviera que autoeditarse su anterior trabajo. Aunque eso sí, para su nuevo álbum ha vuelto a Fat Possum, el sello con el que editó sus mejores discos. Es más, al igual que esos trabajos, también lo ha escrito en casa de sus padres. Así que se podría decir que estamos ante una vuelta a sus raíces.

Hideaway’ es un disco en el que Williams se quita de encima a la gente toxica que le ha rodeado durante todos estos años. Quizá, por eso, es bastante directo, y de algún modo, más pop. Algo de lo que tiene mucho que ver David Sitek de TV On The Radio, que no solo ha producido el álbum, también se ha encargado de coescribir algunos temas, y de meter unos cuantos teclados. Todo un acierto, porque el resultado es de lo más luminoso, y perfecto para escuchar en estos meses de verano.

El octavo disco de Wavves empieza como un tiro. “Thru Hell”, con sus aires surferos y algo sixities, refleja buena parte de lo que nos vamos a encontrar en el disco. Es decir, guitarras potentes, estribillos pegadizos, y un poco de suciedad, que no viene mal de vez en cuando. Un guion que también sigue en cortes como “Hideaway”, “Help is on the Way” o “Marine Life”. Eso sí cuando se sale de ahí, es un tanto más irregular. Sí que le funciona, y muy bien, además, cuando saca la acústica y tira hacia sonidos mucho más pop, como es el caso de “Sinking Feeling”. O cuando hace todo lo contrario y se va a una especie de indie-rock de lo más noventero, donde entrega una sucia “Planting a Garden”. Pero cuando se mete en terrenos más tranquilos, como en “Honeycomb” y “Caviar”, no termina de convencer. Y en esa inclusión en el country que es “The Blame”, lo hace a medias.

El nuevo de álbum de Wavves es una especie de nuevo comienzo, y como todo lo que empieza, tiene un punto de frescura que lo hace más interesante. Eso sí, no puede evitar que algunos de sus viejos tics salgan a relucir.

7,4

Un comentario

  1. yellowsnow77 · julio 19

    mediafire.com/file/x1nb484gv5s6y1h/olas.zip/file

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s