Young Prisms – Drifter

Young Prisms no tuvieron mucha suerte en su primer intento de convertirse en una de las referencias del shoegaze actual. Formados en 2009 en San Francisco, el cuarteto editó dos discos notables y llegó a girar con bandas como The Radio Dept. y Dum Dum Girls, pero en 2012 decidieron tomarse un descanso. Hasta ahora, que acaban de publicar el que es su primer trabajo en una década. Un disco que, según la propia banda, “solo podría haberse hecho con el paso real del tiempo y a través del punto de vista de un grupo de amigos cansados del mundo que no pueden dejar de volver a encontrarse”. 

Drifter’ es un disco producido por Shaun Durkan, que sabe lo que es estar al mando de otras bandas guitarreras como Weekend y Soft Kill, y eso se nota. Más que nada porque estamos ante un shoegaze de lo más clásico en el que la influencia de grupos como My Bloody Valentine o Curve es evidente. Algo que se puede apreciar en un tema como “Above Water”, que abre el disco de la forma más densa y oscura posible. O en una canción como “Violet”, donde dejan que una caja de ritmos sirva de acompañamiento a su mar de guitarras. Además, también saben lo que es irse al lado más pop del asunto, y lo demuestran muy bien en cortes como “Yourside” y “Around”, que son una delicia ruidosa.

Ese lado más pop que tienen es el que hace que el disco resulte de lo más interesante. No digo que el shoegaze más clásico no tenga su punto, pero siempre he pensado que, si le das un punto más melódico, funciona bastante mejor. Es algo que Young Prisms hacen en las pegadizas “Honeydew” y “Outside Air”, donde las guitarras están al servicio de la melodía. O en “This Time”, en la que limpian su sonido y nos dejan un delicado tema de aires sixties. Aunque lo mejor del disco llega con “Self Love”. Aquí se van hacia un dream-pop de lo más delicioso y logran dar con uno de esos temas que seducen a las primeras de cambio. Y la verdad es que también tiene un toque retro que hace que nos acordemos de bandas como The Raveonettes, o nuestros Ghost Transmission.

Young Prisms tienen talento y canciones de sobra para convertirse en una de las bandas de referencia del shoegaze y dream-pop actual. A ver si esta vez tienen más suerte.

7,8

2 comentarios

  1. yellowsnow77 · marzo 29

    mediafire.com/file/unn5mav7chs7g0b/YP.zip/file

  2. Pingback: Whimsical – Melt | Don't Eat The Yellow Snow

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s