Spiritualized – Everything Was Beautiful

Lo primero que pensé cuando escuché el último trabajo de Spiritualized es que Jason Pierce, o en este caso J Spaceman, había puesto el piloto automático. Porque, a simple vista, estamos ante otro trabajo de space-rock en el que no encontramos muchas diferencias con todo lo que ha editado desde el magnifico ‘Ladies and Gentleman We Are Floating In Space’. De hecho, el mismo hace un guiño a ese trabajo en la portada del disco, donde el envoltorio de un medicamento vuelve a ser el protagonista. Pero con Pierce/Spaceman nunca puedes dar nada por sentado, y al final, tras unas escuchas, he ido encontrando detalles que hacen que este noveno trabajo de Spiritualized resulte de lo más excitante.

Everything Was Beautiful’ es uno de los proyectos más ambiciosos de Pierce. El músico británico ha llegado a tocar hasta 16 instrumentos diferentes en este trabajo. Además, en él, han colaborado treinta músicos. Entre ellos su hija Poppy, a la que podemos escuchar justo al comienzo del álbum. De hecho, la idea inicial de Pierce era hacer un disco doble con las canciones de su anterior trabajo y las de este, pero el dueño de su sello se lo desaconsejo. Y lo cierto es que, si lo miramos bien, son dos trabajos que se complementan muy bien y tienen muchas cosas en común, como la figura del astronauta que tanto le gusta. Además de su sonido.

Estamos ante otro álbum en el que la psicodelia, el rock, o el gospel, se dan la mano y crean un conjunto de canciones de lo más especial. Como esa maravillosa “Always Together With You” que lo abre, que es una de esas canciones llenas de épica marca de la casa. Pero ojo, que tiene unos cuantos detalles que la hacen diferente, como esas castañuelas de su estribillo, las cuales le dan un toque de lo más spectoriano. Además, su segunda parte, que es todavía más épica, no puede resultar más emocionante. Al igual que ese gospel algo sucio que nos presenta en “Let It Bleed” (For Iggy)”, en la que coge prestada la letra del “Open Up And Bleed” de los Stooges para rendir un homenaje a Iggy Pop. Y luego tenemos “Crazy”, una preciosa canción de amor en la que aparecen los Spiritualized más amables y reposados.

La variedad es una de las cosas que hacen que los discos de Spiritualized siempre funcionen. Jason Pierce es un maestro a la hora de fusionar todas sus facetas y construir con ellas canciones que tienen su sello. Es el caso del rock enérgico y algo sucio, pero con un cierto toque de gospel, que nos presenta en la estupenda “Best Thing You Never Had (The D Song)”, toda una apisonadora llena de guitarras enérgicas y unas trompetas que casi se acercan al free jazz. Una faceta que también aparece en la mucho más sucia “The A Song (Laid In Your Arms)”, en la que nos deja una catarsis ruidosa no apta para muchos públicos. Pero también de ese derroche de psicodelia y krautrock que aparece en “The Mainline Song / The Lockdown Song”, en la que no tiene problema en dar el protagonismo a una flauta. Aunque eso sí, muy bien acompañada de un mar de guitarras y teclados. Y, para terminar, los casi diez minutos de “I’m Coming Home Again”, que tengo que decir que casi se hacen cortos.

8

Un comentario

  1. yellowsnow77 · abril 25

    mediafire.com/file/lld6gi4kvd4dlmh/todo+era+bonito.zip/file

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s