Jo Schornikow – Altar

Jo Schornikow es una de esas artistas que lleva media vida haciendo música. La de Melbourne publicó su primer trabajo hace una década, pero no tuvo mucha repercusión, así que le dio una vuelta a su carrera, y optó por formar parte de la banda de Phosphorescent -su marido y padre de sus hijos-. Pero lo volvió a intentar en 2019 con un segundo álbum que sí tuvo un poco más de éxito. Y ahora, tras formar una familia en Nashville, vuelve con el tercer intento de levantar su carrera en solitario. Algo que debería conseguir, porque estamos ante un disco lleno de cambios sonoros, y ante su mejor trabajo.

Según la nota de prensa, ‘Altar’ está formado por una colección de hermosas canciones hechas a partir de recuerdos, acontecimientos, esperanzas y sueños. Y para lograr esto, ha dejado de lado el folk algo intimista que encontrábamos en sus dos trabajos anteriores. Lo que es todo un acierto, porque en buena parte del álbum entran en juego los teclados, lo que hace que sus canciones tengan bastante más vida. Porque, lo cierto, es que a esos discos les faltaba un poco de pegada, y de vez en cuando se metía en terrenos un poco más experimentales y aburridos.

Buena parte del álbum se va al pop sin complejos. De hecho, se abre con la que podrían ser las canciones más directas de su carrera. Y es que, ese pop-rock lleno de teclados, y algo ochentero, que encontramos en “Lose Yr Love” y “Visions”, es absolutamente irresistible. Además, la segunda, tiene un cierto aire a los últimos The War On Drugs. Lo que siempre es un punto a favor. Y si nos vamos a “Comeback”, nos encontramos con todo un hit con el que incluso nos podemos ir a la pista de baile. Pero no se queda ahí, porque también se adentra en caminos más soft-rock en la estupenda “Wrong About You”.

Ese nuevo protagonismo de los teclados también lleva a Jo Schornikow a meterse de lleno en sonidos un tanto más oscuros. Algo que se aprecia muy bien en “Patient”, un denso y ensoñador tema en el que se acerca al dark-pop -casi podría ser una canción de Cocteau Twins-. Pero también la onírica “Spiders”, que es algo más escurridiza.  Y, cuando se olvida de ellos, y se va a un sonido más clásico, se saca de la manga un tema como “Semper Tigris”, que cuenta con un sabor deliciosamente americano. Para terminar, nos deja el tema titular y la última sorpresa del disco. Y es que, en esta canción de más de cinco minutos, se mete de lleno en una psicodelia de lo más envolvente y pop. Algo que le sienta de maravilla.

7,8

2 comentarios

  1. yellowsnow77 · junio 1

    mediafire.com/file/072umw7nerv38v0/altar.zip/file

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s