Automatic – Excess

Automatic es un trío de chicas de Los Ángeles que en 2019 tuvo un cierto éxito con su álbum de debut. Es más, gracias a ese trabajo, consiguieron abrir las giras de bandas como Bauhaus o Parquet Courts. Además de pasearse por una buena cantidad de festivales tras la pandemia. Como el último Primavera Sound, por ejemplo. Aunque era difícil fijarse en su nombre dentro de ese cartel tan inabarcable. El caso es que parece que su carrera va a más, y que este segundo disco que acaban de publicar las va a terminar consagrando del todo. O eso espero, porque su propuesta es de lo más atractiva.

Tengo que reconocer que lo que me llevó a interesarme por la música de Automatic, fue una recopilación llamada ‘Two Synths A Guitar (And) A Drum Machine-Post-Punk Dance Vol.1’. Y claro, con ese nombre ya os podéis imaginar por donde van los tiros en su música. Porque estas tres chicas norteamericanas se van de lleno a ese sonido europeo de finales de los setenta y principio de los ochenta en el que el punk se adentraba en terrenos más dance. De hecho, creo que son la mezcla perfecta entre The Slits y Delta 5 -sí las de “Mind Your Our Business”-.

Excess’ es un trabajo bastante más directo que su debut. Y aunque no pierden su visión de un mundo distópico y catastrófico, en él, se dejan llevar por sonidos más pop y bailables. Solo hay que escuchar “New Beginning”, el corte que abre el álbum con una caja de ritmos de lo más espídica. O “On The Edge” y “Lucy”, en las que se meten de lleno en el mundo del dance-rock. Y hay que decir que con bastante acierto. Además de esa pequeña locura llamada “NRG”, que es algo así como si The Go-Go’s se dejaran llevar por la locura de The B-52’s y por un arrebato electrónico.

Sí es cierto que hay otra parte del álbum un tanto menos dance y algo más oscura. Aunque también tengo que decir que, en ella, no se olvidan de dar protagonismo a los teclados un tanto más luminosos. Ahí está “Skyscraper”, un tema bastante dark, que bañan con una pátina sintética de lo más brillante. O “Automaton”, donde se sacan de la manga toda una maravilla synth-pop. Además, no pueden evitar volver a sus raíces y entregar un tema como “Venus Hour”, el cual cuenta con una evidente influencia de The Slits. O reincidir en esa nueva faceta más dance y dejarnos una pequeña locura llamada “Teen Beat”, donde, una vez más, las cajas de ritmos vuelven a ir a toda leche. Además de cerrar el álbum con “Turn Away”, lo que podríamos calificar como el momento más pop de su carrera.

7,7

Un comentario

  1. yellowsnow77 · julio 1

    mediafire.com/file/an0gv14xwyam9p5/automatico.zip/file

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s